Para Aquellos Que Tienen en sí el Decoro de Muchos

Dedicado a Yoani Sánchez.

Hago un alto y dejo a un lado mis escritos para dedicar este artículo a una persona que considero merece reconocimiento, alguien cuyo esfuerzo es para tener en cuenta aunque no la haya mencionado en lo que he escrito hasta el momento, esa persona es Yoani Sánchez.

Ahora está de visita aquí en Estados Unidos y me alegró mucho el escuchar sus palabras esta noche en su presentación en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) sobre algo que en su opinión era necesario para los nuestros en la isla y eso era el hacerles llegar un mensaje de esperanza, que creo es lo que he estado haciendo en estos últimos meses y es algo que me entusiasma realmente.

Acabo de ver en internet su comparecencia en vivo, la que no llegó a una hora y media, aunque uno quisiera que continuara por más tiempo pues es reconfortante escucharla. Hay que comprender que es un ser humano, una mujer que ha enfrentado una gran oposición por parte de las autoridades cubanas y solo hay que meterse en su pellejo intentando imaginar su realidad para comprender la tensión a la que está sometida, por lo que comprendo entonces que ese tiempo fue  suficiente. No podemos pedirle más de lo que nos ha dado.  No es fácil, por muy seguro que estemos de lo que defendemos, el hacer frente a un auditorio donde se sabe no está presente solo una línea de pensamiento, después de enfrentar día tras día tan fuertes emociones.

Los que compartimos sus ideales somos mayoría, pero también están los que aun defienden el socialismo, sobre todo en la versión que ella tanto ha enfrentado, la cubana, pero siguen aferrados pues les resulta muy difícil reconocer que ese proyecto ha sido un rotundo fracaso. Para muchos no ha de ser fácil aceptar que se equivocaron y que lo que defendían no es más que un sistema incapaz de ofrecer la justicia e igualdad tanto prometidas, pero solo por no dar su brazo a torcer se empeñan en seguirlo defendiéndo. No faltó quien se levantara como simpatizante del gobierno cubano, alguien que entre los reunidos de seguro no era cubano, pero lo hizo en un medio donde se respeta la libertad de expresión y no se escuchó ni una sola voz que se levantara en su contra.

De nuestro apóstol nos quedó el pensamiento que dice, “Ser Cultos Para ser libres”. Aparentemente hay un numeroso grupo para el cual dicho pensamiento parece no haber funcionado, o será que el poder de esa ideología ha impedido que el mismo pueda hacerse realidad. En tiempos de la colonia, los esclavos, siendo analfabetos, luchaban y se rebelaban por conseguir su libertad, pero lo que es incomprensible es que en este tiempo, en la realidad de nuestra Cuba, veamos individuos de un elevado nivel cultural, profesionales, defendiendo con tanto encono esa revolución, que es sinónimo de defender su propia esclavitud. ¡Qué paradoja! No creo poder llegar a otra conclusión sino que son los esclavos de la era moderna.

Yoani decía esta noche que el pueblo de Cuba necesitaba suplir no solo sus necesidades materiales, sino que tenían la necesidad de alimentar una esperanza que había muerto. Necesitaban que se les ayudara a creer que había otro futuro, que había una salida y que el único camino no era irse, pero tampoco dejarse aplastar por las circunstancias. Sí que hay esperanza y todo va a ser diferente y el mundo tendrá que cambiar esa imagen que viene a la mente cuando se escucha la palabra Cuba. Para la mayoría imagen de sufrimiento, tortura y muerte, para otros la aberrada idea del paraíso ajeno que nunca llegó pero que siempre soñaron para sus países. Para los que aun lo defienden, no hay frase que les encaje más que la que pronunció Yoani esta noche, “están en la medianoche de su vida”

Todos hacemos nuestra parte, como la hormiguita en el hormiguero que ella también mencionó. Humildemente me siento satisfecho de hacer lo que hago por mi pueblo enviándoles este mensaje de esperanza. Me anima la necesidad de mi pueblo, incluso de aquellos que allá en la isla la arremeten contra ella y quien sabe las ideas que abriguen en sus mentes para ver cómo la repudian a su regreso.

Como hijos de la misma tierra quiero recordarles frases de Jesús hacia a aquellos que lo crucificaron, que eran de su mismo pueblo, pero manipulados por las autoridades que no podían tolerar que un revoltoso pusiera en riesgo su poder. “Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen”. No hay nada más parecido a lo que Jesus enfrentó en Jerusalén que lo que tantos cubanos han enfrentado por décadas. Cada acto de repudio que protagonizan tratando de humillar descargando todo vuestro odio sobre un hermano que lo arriesga todo por la libertad de nuestra tierra, es la copia exacta de lo que vivió Jesús. Están siendo instrumentos de tortura de alguien que está luchando no solo por su libertad, sino también por la tuya.

Le deseo a Yoani todo el éxito que merece. Me viene a la mente un pensamiento de Martí que dice…”Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay ……. Mejor me voy a buscar el texto ahora mismo pues no quiero equivocarme y así lo comparto tal y como lo dijo nuestro Apóstol.

“En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que le roban a los pueblos sus libertades, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.

Quien esconde por miedo su opinión, y como un crimen la oculta en el fondo de su pecho, y con su ocultación favorece a los tiranos, es tan cobarde como el que en lo recio del combate vuelve grupas y abandona la lanza al enemigo”.

Era imposible ignorar todo lo que encontré. En cada palabra veía la imagen de esa compatriota que nos acompaña en estos días, pero también la de muchos otros que no descansan hasta que no vean su sueño convertido en realidad, ver a Cuba verdaderamente libre. Confiemos que pronto todos podamos celebrar al calor de los brazos de nuestra amada isla.

Yoani, esas palabras del Apóstol son hoy para ti. Es un orgullo ver la forma en que has encarnado tu papel con ese despliegue de decoro que dejas a tu paso.

¡¡Estamos orgullosos de ti valiente mujer! !Qué Dios te bendiga!

Comentarios

  1. Aymee Fuentes Sopeña says:

    Uyyyyyyyyyyy….me sacaste las lágrimas con esto…….es verdad, mucha verdad cada cosa que pones y es muy valiente esta preciada mujer, sobre todo el no saber que le deparará la vida a su regreso a la Isla. Esperemos en Dios que todo le salga muy bien por el bien de todos…los de aquí y los de allá, que al final somos lo mismo…..
    CUBANOS UNIDOS POR UN SENTIMIENTO…….te quiero…

Deje su comentario

*