Profecía de Dios Para el Pueblo de Cuba

Profecía de Dios para Cuba.EL-profeta-Ezequiel-habla-a-Cuba

Libro del Profeta Ezequiel
Capítulo 33

Nueva Versión Internacional (NVI)

El profeta centinela de su pueblo.

El SEÑOR me dirigió la palabra:
2 «Hijo de hombre, habla con tu pueblo y dile:
“Cuando yo envío la guerra a algún país,
y la gente de ese país escoge a un hombre y lo pone por centinela,

3 si éste ve acercarse al ejército enemigo, toca la trompeta para advertir al pueblo.

4 Entonces, si alguien escucha la trompeta pero no se da por advertido,
y llega la espada y lo mata, él mismo será el culpable de su propia muerte.

5 Como escuchó el sonido de la trompeta pero no le hizo caso,
será responsable de su propia muerte, 
pues si hubiera estado atento se habría salvado.»

«“Ahora bien, si el centinela ve que se acerca el enemigo
y no toca la trompeta para prevenir al pueblo,
y viene la espada y mata a alguien, esa persona perecerá por su maldad,
pero al centinela yo le pediré cuentas de esa muerte.”»

« A ti, hijo de hombre, te he puesto por centinela del pueblo de Israel.
Por lo tanto, oirás la palabra de mi boca, y advertirás de mi parte al pueblo.

8 Cuando yo le diga al malvado: “¡Vas a morir!”,
si tú no le adviertes que cambie su mala conducta,
el malvado morirá por su pecado, pero a ti te pediré cuentas de su sangre.

9 En cambio, si le adviertes al malvado que cambie su mala conducta, y no lo hace,
él morirá por su pecado pero tú habrás salvado tu vida.»

10 «Hijo de hombre, diles a los israelitas:
“Ustedes dicen: “Nuestras rebeliones y nuestros pecados pesan sobre nosotros,
y nos estamos consumiendo en vida. ¿Cómo podremos ?

11 Diles: “Tan cierto como que yo vivo —afirma el SEÑOR omnipotente—,
que no me alegro con la muerte del malvado,
sino con que se convierta de su mala conducta y viva.

¡Conviértete, pueblo de Israel; conviértete de tu conducta perversa!
¿Por qué habrás de morir?”»

12  «Tú, hijo de hombre, diles a los hijos de tu pueblo:
“Al justo no lo salvará su propia justicia si comete algún pecado;
y la maldad del impío no le será motivo de tropiezo si se convierte.
Si el justo peca, no se podrá salvar por su justicia anterior.

13 Si yo le digo al justo: ‘¡Vivirás!’, pero él se atiene a su propia justicia y hace lo malo,
no se le tomará en cuenta su justicia, sino que morirá por la maldad que cometió.

14 En cambio, si le digo al malvado: ‘¡Morirás!’,
pero luego él se convierte de su pecado y actúa con justicia y rectitud,

15 y devuelve lo que tomó en prenda y restituye lo que robó,
y obedece los preceptos de vida, sin cometer ninguna iniquidad,
ciertamente vivirá y no morirá.

16 No se le tomará en cuenta ninguno de los pecados que antes cometió,
sino que vivirá por haber actuado con justicia y rectitud.”»

17  «Los hijos de tu pueblo dicen:
“El SEÑOR no actúa con justicia.”
En realidad, los que no actúan con justicia son ellos.

18 Si el justo se aparta de su justicia y hace lo malo, morirá a causa de ello.

19 Y si el malvado deja de hacer lo malo y actúa con justicia y rectitud, vivirá.

20 A pesar de esto, ustedes siguen repitiendo: “El SEÑOR no actúa con justicia.”
Pero yo, israelitas, los juzgaré a cada uno de ustedes según su conducta.»

23 Luego el SEÑOR me dirigió la palabra:

24 «Hijo de hombre, la gente que vive en esas ruinas en la tierra de Israel, anda diciendo:
“Si Abraham, que era uno solo, llegó a poseer todo el país, con mayor razón nosotros,
que somos muchos, habremos de recibir la tierra en posesión.”

25 Por tanto, adviérteles que así dice el SEÑOR omnipotente:
“Ustedes comen carne con sangre, adoran a sus ídolos, y derraman sangre,
¿y aun así pretenden poseer el país?

26 Además, confían en sus espadas, cometen abominaciones,
viven en adulterio con la mujer de su prójimo,
¿y aun así pretenden poseer el país?”»

27  «Por tanto, adviérteles que así dice el SEÑOR omnipotente:
“Tan cierto como que yo vivo, que los que habitan en las ruinas morirán a filo de espada;
a los que andan por el campo abierto se los daré como pasto a las fieras,
y los que están en las fortalezas y en las cuevas morirán de peste.

28 Convertiré al país en un desierto desolado, y se acabará el orgullo de su poder.
Los montes de Israel quedarán devastados, y nadie más pasará por ellos.

29 Y cuando yo deje a este país como un desierto desolado
por culpa de los actos detestables que ellos cometieron, sabrán que yo soy el SEÑOR.”»

30  «En cuanto a ti, hijo de hombre, los de tu pueblo hablan de ti junto a los muros
y en las puertas de las casas, y se dicen unos a otros:
“Vamos a escuchar el mensaje que nos envía el SEÑOR.”

31 Y se te acercan en masa, y se sientan delante de ti y escuchan tus palabras,
pero luego no las practican. Me halagan de labios para afuera,
pero después sólo buscan las ganancias injustas.

32 En realidad, tú eres para ellos tan sólo alguien
que entona canciones de amor con una voz hermosa,
y que toca bien un instrumento; oyen tus palabras, pero no las ponen en práctica.

33 No obstante, cuando todo esto suceda —y en verdad está a punto de cumplirse—,
sabrán que hubo un profeta entre ellos.»

*************************************************************************************

Este texto del libro del Profeta Ezequiel se convierte en este momento en un mensaje de Dios para Cuba, mensaje que anuncia a nuestra nación que se acerca un tiempo de juicio para el cual recomienda a cada individuo el hacer un profundo análisis de sus actos, advertencia que se puede apreciar en repetidas ocasiones a lo largo del texto.

¿A qué clase de juicio se refiere?

No es algo que aparezca de manera explícita, y las calamidades a que hace referencia no tienen por qué manifestarse de forma literal, pero se entiende que juicio siempre augura eventos no deseados. Pueden presentarse diversas situaciones en las que dado este anuncio podrán identificar su origen y será en ese momento que el mismo comience a tener significado. Podríamos hablar de fenómenos atmosféricos con patrones poco comunes hasta enfermedades raras que de seguro no serían enviadas por ningún enemigo, sino atraídas por fuerzas negativas generadas por actos de grupo carentes de una legítima intención del espíritu. Cualquier cosa puede ser, aunque es imposible que pueda predecir ninguna en particular.

La mayoría de las traducciones de los originales de la Biblia concuerdan en las palabras del último versículo (33) que aparecen entre paréntesis, tales como: “viene ya”, “he aquí viene”, “ya está a punto de cumplirse”, lo que muestra la cercanía de los hechos relacionados al tal juicio. No es relevante la época en que se haya escrito dicho texto sino su significado para el momento presente en que está siendo revelado.

Esa profecía de Ezequiel tuvo su primer cumplimiento alrededor del 8 de enero de 585 a.C., fecha equivalente a la que aparece en el verso 21, referida al antiguo calendario lunar hebreo, verso que no he publicado pues no forma parte del presente mensaje. (21” El día quinto del mes décimo del año duodécimo de nuestro exilio”) Desde entonces y por unos dos mil quinientos años dicha profecía, como muchas otras, ha estado en espera de su nueva manifestación, pues es palabra que permanece vigente de acuerdo a un propósito. Es algo así como la semilla que ha estado en la tierra sin poder germinar hasta tanto las condiciones necesarias no estuviesen todas presentes, pero por increíble que parezca todo parece indicar que ya se están dando esas condiciones y nuestra tierra será el escenario donde dará su fruto, son las palabras del profeta Ezequiel que toman vida nuevamente.

Ojalá que pueda entenderse lo serio del mensaje para que todo aquel que necesite hacer arreglos en su vida le vaya dedicando a esa tarea la atención que merece. No faltará quien piense que respondo a una nueva táctica del enemigo utilizando a Dios para tratar de enmascarar intenciones políticas, atacando desde un ángulo diferente pero igualmente encaminado a entorpecer el avance de la revolución, intentando atemorizar o creando inseguridad en muchos, como si fuese un nuevo método de control, algo que lamento realmente.

Llamo la atención a mis hermanos cubanos que aún se dejan manipular, e incluso aquellos que lo hacen porque realmente lo sienten. Les hablo con la mejor intención, no le agreguen más carga a la que ya arrastran pues con esa ya tienen suficiente, lo que necesitan es aligerarla. Como consejo sano, antes de salir a la calle nuevamente a repudiar a un compatriota, a acusarlo o hacerse eco de una acusación injusta en su contra, piénsenlo muy seriamente para que después el lamento no sea mayor. Hasta ahora les ha resultado una práctica normal a la cual están acostumbrados, sean receptivos al llamado de alerta. 

La FE es la herramienta más poderosa de los creyentes. Si nos aferramos a ella creyendo que DIOS nos mostrará que el haber creído va mucho más allá de una simple tradición o un estilo de vida sano, se hará una realidad el verso de la carta de Pablo los Romanos que dice “Si Dios con nosotros, quién contra nosotros”, y no por el simple hecho de decir que hemos ganado, pues ese no es el propósito. No se trata que ganen unos y pierdan otros, se trata de que todos ganen, que la soberbia de paso a la razón, que el ego deje espacio a un espíritu humillado y que para todos los cubanos al fin se establezca la justicia y el derecho.

Cercano está el momento en que tome control el poder de lo alto, el Dios de los cielos que se levanta por encima de todo poder terrenal para que el orden sea establecido.

El hombre sin Dios ha tenido siglos para mostrar todo lo que era capaz de ofrecer a la humanidad en términos de paz y seguridad, pero ha fallado. Ya se inicia una nueva etapa, un nuevo ciclo en la evolución espiritual de la humanidad.

Como leemos en el Salmo 85:10

“La misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron”

Comentarios

  1. Aymee Fuentes Sopeña says:

    te confieso que de todos tus articulos…..este es el mejor …sin quitarle valor al resto de ellos….todos son valiosos pero este lleva un mensaje alertador para todos aquellos que todavia creen en promesas ridiculas y frustradas con el tiempo. Nosotros los cubanos bien lo sabemos….Que bonito ver como alguien con palabras tan sencillas le da el calificativo perfecto al odiado Comunismo….como bien lo gritaba nuestro abuelo siendo un pobre cortador de caña…..ABAJO EL COMUNISMO….CARAJO…!!! así decía con su machete en alto…..

  2. Peter Vom Tal says:

    Yo oro a mi Elohim el Eterno de Israel ;como judio circuncidado y guardo la Torah;tengo un estorbo al orar mi pleglaria por la libertad de Cuba del régimen de dictadura comunista, está presente el pecado de idolatría ante el todopoderoso,se hace difícil que el pueblo cubano reciba la misericordia del eterno, el todopoderoso sabe cual es el límite; si los cubanos que viven fuera de Cuba rompieran sus idolos estoy seguro por esa minoría que se arrepintiera, Elohim responde. Hay un Salvador, el mesias judio Yeshua, no el falso mesias catolico llamado j.:s.Yeshua que fue colgado en un madero conforme al profeta Isaías, leer la tanaj hebrea comienza por Genesis, el testamento catolico es una obra católica no creíble, el Nuevo Testamento, pero santificado en la tanaj hebrea.

Deje su comentario

*