Se Acabó el Misterio Sobre la Muerte de Camilo Cienfuegos

Se acabó el misterio sobre la muerte de Camilo Cienfuegos.

Parte 1. -Investigación basada en el testimonio del Comandante Jaime Costa Chávez.

Camilo Cienfuegos Gorriarán

Con el paso de los años la muerte de Camilo Cienfuegos llegó a convertirse para muchos cubanos en una especie de misterio, y aunque eran varias las versiones que existían sobre el hecho, lo cierto es que hasta el presente ninguna de ellas se había podido demostrar, razón por la que decidí realizar una investigación por mi cuenta. Para ello me basé en el testimonio de alguien que decía haber estado presente en el lugar de los hechos, el recién fallecido ex-comandante del ejército rebelde Jaime Costa Chavez, quien era además amigo cercano de Camilo, cuyo libro autobiográfico titulado «El Clarín Toca al Amanecer«, acababa de leer, provocando en mi un profundo umpacto. El Sr. Costa relata con bastante detalle lo ocurrido la noche del 28 de Octubre de 1959 en una pista de aviación ubicada en un lugar remoto de la Ciénaga de Zapata, al Sur de la provincia de Matanzas, donde asegura le dieron muerte a Camilo. Esa es la historia que encontrarán en el enlace anterior, correspondiente al Capítulo X de su libro, cuya lectura es indispensable para entender lo que se expone en este trabajo. Después de leer este libro quedé convencido de que este hombre decía la verdad, por lo que decidí que haría todo lo posible por identificar el lugar donde se encontraba aquella pista en 1959, la que con seguridad habría desaparecido, pero tenía la esperanza de que alguna marca hubiese dejado que me permitiera encontrarla. Era evidente que había una deuda pendiente que saldar, además de muchísimo sacrificio de verdaderos patriotas que no podía ser ignorado tan fácilmente, mientras que otros disfrutaban de un lugar en la historia que con toda seguridad no se habían ganado.

Jaime Costa había llegado hasta aquella pista en la Ciénaga procedente del aeropuerto de Varadero, pues según cuenta, al llegar aquel 28 de Octubre a Ciudad Libertad, -un lugar de Marianao donde se encontraba un aeropuerto militar-, se encontró con el Comandante Juan Almeida quien le pidió que lo acompañara a dar un recorrido en avión pues al parecer Camilo estaba desaparecido, por lo que volaron desde allí hasta Varadero. Al llegar se encontraron con Fidel Castro y Osvaldo Dorticos, entonces Presidente de la República, y fue desde allí que salió el grupo con rumbo Sur hacia la Ciénaga de Zapata, sin saber que el final del viaje sería esa pista de la que nos habla y que se convirtió en el centro de nuestro estudio. Por lo que se ve él no iba conduciendo ningún vehículo.

Fue al llegar al lugar que se llevó la gran sorpresa de ver que la avioneta de Camilo estaba allí sobre aquella pista, además de darse cuenta que Camilo no había desaparecido, sin lugar a dudas algo raro estaba sucediendo. Según nos cuenta, después que Camilo despegó del aeropuerto de Camaguey, Fidel tuvo que haberle informado por radio que se encontrarían en aquel lugar, donde todo parece indicar que se habían encontrado en otras ocasiones, pero cuál sería la reacción de Camilo al llegar y encontrar que eran Raúl y el Che Guevara quienes lo estaban esperando, pues Fidel no había llegado aún. Era evidente que le habían tendido una trampa, precisamente aquellos con quienes había peleado en la Sierra, pero que ahora estaban jugando un papel  en extremo miserable. Qué ajeno estaba aquel joven comandante tan querido por el pueblo, a que aquel sería el último día de su vida.

Como antes mencioné, el éxito de esta investigación dependía de encontrar alguna marca visible sobre el terreno que revelaran dónde pudo estar ubicada esa pista, porque si las figuras más importantes de la revolución cubana estaban involucradas en esa muerte, era lógico pensar que no podían dejar rastros visibles que en un momento determinado pudieran conducir a descubrir la verdad de lo sucedido. No recordaba que en esa zona al sur de Matanzas hubiera otra pista que no fuera la de Playa Girón, pero no obstante revisé bien las vistas aéreas de Google para ver si encontraba alguna de menos importancia, pero no encontré ninguna. Consideré que la pista debía estar bastante alejada de lugares habitados, puesto que, según el relato de Costa, una vez que Camilo y sus dos acompañantes fueron muertos, sus cuerpos fueron introducidos en la avioneta, a la que prendieron fuego, por lo que querrían evitar que llamara la atención.

En cuando a vías de acceso a la Ciénaga de Zapata procedentes de Varadero, solo identifiqué la carretera que va de Jaguey Grande a Playa Larga, aunque llegar hasta la costa carecía de sentido, por lo que me enfoqué en un terraplén que salía desde el entronque de Pálpite hacia el Este, avanzando hasta un claro que se destacaba visiblemente en medio de aquel verde mar de la ciénaga, ubicado a unos 3 ó 4 kms al Sureste de un caserío que llevaba por nombre Soplillar, y a unos 7 km al Sur de la Laguna del Tesoro. Fue en aquel lugar donde concentré toda mi atención. El terraplén que atravesaba el lugar continuaba hasta perderse en lo cerrado de la vegetación.

Foto 1.                                                             Enero  2014.

En la siguiente foto ampliada vemos la posición relativa entre el caserío de Soplillar y el lugar que decidí investigar, ya que el mismo presentaba unas características muy peculiares que rompían por completo con la uniformidad de la zona, pues de lo contrario el lugar estaría cubierto de bosque como el resto de la ciénaga, un bosque cuya extensión se redujo considerablemente con el paso de los años como consecuencia de los proyectos de desecación emprendidos por Fidel Castro desde 1959.

Foto 2.                                                             Ubicación respecto al caserío    

Al ampliar más la imagen descubrí algunos detalles que me llamaron realmente la atención. Lo primero fue unas casas que me recordaban las que Jaime Costa dijo que existían en el lugar, en una de las cuales le habían dado muerte a Camilo, pero además, se veían dos líneas rectas muy bien definidas en la vegetación, formando una especie de ángulo recto, como la esquina de una figura rectangular, las que verán en la siguiente foto con más detalle pues en ésta foto no es tan evidente.

Foto 3.                                                                           Altitud: 3,500 mts

Foto 4.                                                         Altitud: 1,800 mts

Estas dos líneas no parecían responder a la necesidad de un camino con una trayectoria que llegaba a un punto y doblaba abruptamente en un ángulo perfecto, hasta ver que iba desapareciendo en la vegetación hasta perderse por completo, y sobre todo tan cerca de aquel claro. Aquello no tenía mucho sentido realmente. En realidad se podían identificar claramente dos áreas, una interior y el resto circundante, aunque a simple vista éstas no mostraban diferencias visibles, porque si ignorábamos la presencia de esas líneas, estaremos de acuerdo en que la apariencia general de la vegetación no mostraba cambio alguno a ambos lados de las mismas. Fue gracias a un valioso recurso de Google Earth  que pude darle una explicación al problema, me refiero al historial de imágenes, que nos da acceso a vistas aéreas de años anteriores, el que me permitió retroceder al 2002, el año en que comenzó Google Earth, pudiendo ver de qué forma fue cambiando el área con el paso del tiempo, encontrando evidencia suficiente para dar respuesta al misterio sobre la muerte de Camilo, aunque ignorando las sorpresas que encontraría a lo largo de la investigación.

Aunque en la primera foto del 2002 aparecía una pequeña nube cubriendo exactamente la esquina del ángulo, este detalle pronto pasó a ser irrelevante, pues existía algo mucho más revelador que cambiaba por completo el escenario de estudio. Se trataba de otro tipo de líneas, más bien franjas, cuyo color más claro que el fondo más oscuro de la vegetación, permitía distinguirlas claramente. Esto fue lo que me dió la clave de lo que había sucedido allí más de medio siglo atrás.

Foto 5.                                                                   Diciembre 2002

Como podrán observar en la siguiente vista, tomada apenas un mes despues que la anterior, la primera en diciembre del 2002 y esta otra en enero del 2003, por lo que podemos considerarla como la misma foto, pero con la ventaja de que en esta última no aparecen nubes, lo que nos permite analizar con más claridad nuestro escenario. A modo de comparación, tal parecía que le habían puesto un parche a la ciénaga, del mismo color, solo que con un tejido diferente, como una tela a rayas, que mostraba claramente lo que había sucedido.

Foto 6.                                                                  Enero 2003

Volvamos ahora a la foto del 2014 con que comenzamos el artículo, -esta vez sin las flechas en amarillo para que sea más clara la comparación-, y nos damos cuenta que para esta fecha apenas se distinguen las franjas en la vegetación, ni se aprecia cambio de coloración, la apariencia de los árboles es tal que si no fuera porque ya sabemos que esas franjas existían, no habría forma de saberlo. El único detalle que se mantenía hasta el 2014 eran esas dos líneas rectas cuya existencia fue la que nos llevó a revisar el historial de fotos, lo que hasta el momento las convierte en el detalle más importante de esta investigación. Creo que gracias a ellas pudimos descubrir el secreto mejor guardado de los hermanos Castro.

Foto 7.                                                             Enero 2014

A continuación aparecen varias fotos del archivo histórico en las que se puede apreciar el cambio gradual que se operó en nuestro lugar de estudio con el paso del tiempo, sin olvidar los años trancurridos desde 1959 hasta el 2002, de lo que no tenemos información.

Foto 8.                                                                 Diciembre 2002

Foto 9.                                                              Enero 2003

Foto 10.                                                                       Mayo 2006

Foto 11.                                                               Febrero 2009.

Foto 12.                                                         Enero 2014

Para mi, el escenario que mostraba la vista aérea del 2002 era suficiente para llegar a una conclusión sobre la muerte de Camilo, y la conclusión era que solo un hecho así podía justificar lo que había ocurrido en este lugar, pues era evidente que toda esta zona en que la vegetación aparecía con esas franjas había sido reforestada, lo que representaba que la planicie original era mucho más extensa de lo que vemos hoy, semejante a lo que verán en la siguiente foto, en la que, con la ayuda de Photoshop, se removió toda el área de bosque que fue añadida, aunque en el extremo Norte pudiese existir alguna discrepancia, algo que no influía absolutamente en las conclusiones sobre lo sucedido en este lugar. Desde aquí me atrevo a decir que los restos de la avioneta de Camilo se encuentran debajo de estos árboles, ya veremos si los Castro tienen forma de demostrar lo contrario.

Foto 13.                                   Dimensiones de la explanada original.

En cuanto a esas líneas paralelas que constituyen el detalle más llamativo, creo que solo pueden ser la huella dejada por una red de caminos que formaba parte del sistema de regadío que utilizaron, para facilitar el paso de un camión cisterna equipado con una manguera a presión que les permitía pasar regando primero hacia un lado, y hacia el otro lado viniendo en sentido contrario. Aunque a simple vista dichas líneas parezcan estar muy cerca una de otra, mediciones a escala muestran que mantienen un espaciamiento de unos 45 mts aproximadamente, – en la zona más al Sur -, porque según avanzamos hacia arriba por la franja que vemos hacia la derecha, esta distancia se va acortando gradualmente, puesto que el área se va estrechando en esa dirección. Es evidente que cuarenta años no fueron suficientes para borrar la huella que delata la existencia de esa red de caminos, pues al no existir árboles en las franjas por donde pasaban los vehículos, eran las copas de los árboles a ambos lados las encargadas de ir cerrando la abertura según se fueran acercando, pero es evidente que ese proceso tomó muchos años, sin llegar a cerrarse lo suficiente antes de ser detectadas. Está claro que para este tipo de proyecto no existía precedentes que sirvieran de referencia en cuanto al tiempo que tardaría para considerar el proyecto como terminado, eso es, cuando todas estas franjas hubiesen desaparecido, lo que como vemos ocurre hacia el 2014, aunque desafortunadamente, para los Castro por supuesto, son las otras dos líneas rectas las que aún permanecen.

Para tener una idea aproximada de lo que representó este «proyecto salvavida» de Fidel Castro, el suelo de la planicie original, al igual que el existente en el área que quedó libre, debió estar compuesto por una capa de material firme de considerable espesor, -puesto que estamos en una zona cenagoza-, aunque la franja donde se encontraba la pista debió ser preparada siguiendo especificaciones más rigurosas, tanto con una mejor calidad del material rocoso así como un mayor grado de compactación para que soportara el impacto del aterrizaje de las avionetas. El área que fue reforestada y que he dividido en tres sectores, A, B y C, tuvo que ser excavada hasta remover todo ese material compactado donde resultaba imposible plantar los nuevos árboles, material que fue remplazado por suelo fértil que favoreciera el crecimiento de los mismos lo más rápido posible, además de asegurar su supervivencia, lo que lograron con el sistema de regadío antes mencionado. Con cada pasada del camión cisterna se podía cubrir un mínimo de 25 metros hacia cada lado, y como la separación entre caminos era de 45 mts, pases consecutivos aseguraban que toda el área fuera siendo cubierta sin mayor dificultad. Esta división en sectores, A, B y C, se realizó con el objetivo de estudiar la función específica que cada uno de ellos pudo haber desempeñado en este proyecto.

Foto 14 .                                             Límites de la reforestación

Según las dimensiones medidas del área, y considerando los 1,450 mts de longitud de la Foto 13, la superficie original de esta planicie oscilaba alrededor de los 870,000 metros cuadrados, (87 hectáreas), aunque si solo consideramos el área al Sur del terraplén (Foto 14), ésta sería de unos 725,000 metros cuadrados, 72.5 hectáreas. Como vemos, esta área es lo suficientemente grande como para ubicar una pista de 800 mts de longitud según se muestra, asumiendo que pudo haber tenido la misma longitud que la pista de Playa Girón, la más cercana al lugar, ubicada a unos 22 km hacia el SE.

En cuanto a los sectores, es evidente que el sector «A» se encargó de cubrir la franja donde se encontraba la pista, aunque podríamos preguntarnos por qué no reforestaron esa franja solamente, pues vemos que se extendieron mucho más, añadiendo los sectores B y C al proyecto. Creo que la respuesta está en que al dejar libre una longitud de solo 650 mts, según el manual del Cessna 310C de Camilo, en esa distancia ya resultaba imposible el aterrizaje, un hecho con el cual podrían rebatir cualquier acusación que surgiera alegando que su avioneta hubiera aterrizado en aquel lugar, todo lo contrario a que había caido en el mar. Cualquier acusación que surgiera sería sin duda rechazada. Además, creo entender el por qué esos 650 mts de espacio libre están localizados exactamente en esa posición y no en otra. Primero: Si el sector C estuviera a continuación del B, el resultado sería un bloque rectángular de bosque de unos 550 mts de profundidad, y esos 650 mt sin vegetación se le añadirían a los 250 mt que vemos al Norte del terraplén, para un total de 900 mts, cuando un Cessna necesita 800 mts para aterrizar. Creo que esto justifica la forma en que decidieron llevar a cabo la reforestación, aunque pudieramos considerar un detalle que jugara un rol mucho más importante.

En segundo lugar, como podemos observar, el sector «C» cumple la función de ser una especie de cortina protectora, como una pared de árboles que impide la visibilidad desde el terraplén hacia la planicie donde se encuentran las casas, pues no olvidemos que Jaime Costa menciona en su relato la existencia de unas casas, lo que concuerda muy bien con este escenario. Además, me da por pensar que existe un interés muy marcado en mantener este lugar lo más oculto posible, y no dudo que el acceso hasta donde se encuentran las casas esté restringido. Mi argumento se basa en que si vamos a las fotos del 2002 al 2006, vemos que la vegetación en este sector «C» es bastante pobre, y quien sabe desde cuando se encontraba en esas condiciones, no obstante en esos años se pueden identificar las líneas asociadas al regadío, lo que nos asegura que durante muchos años la vegetación de este sector pudo ser tan tupida como la parte Sur, solo que se descuidó con el tiempo. Si vemos que a partir del 2006 ésta se fue cerrando nuevamente hasta el punto en que las fotos más recientes muestran una franja densa de árboles, eso me quiere decir que este sector en particular ha recibido una atención especial a partir del momento en que se dieron cuenta lo que estaba sucediendo, gracias a que Google Earth comenzó a publicar fotos que les dió una señal de alarma a alguien que sin duda aún tenía un especial interés en mantener este lugar lo más oculto posible.

Según los cálculos realizados el área reforestada sobrepasa las 40 hectáreas, equivalente a 40 manzanas de 100 x 100 mts, lo que nos lleva a pensar cuánto pudo haberle costado a la economía del país este singular proyecto, dirigido sin duda por el propio Fidel Castro, en un momento en que tanto se hablaba de economizar al máximo, porque el pueblo cubano no recibió ningún beneficio de esta locura, sino todo lo contrario, pues en todos sentidos el daño fue irreparable, y saber que todo fue con el único propósito de ocultar un asesinato.

La siguiente foto muestra la trayectoria que debió seguir Fidel y sus acompañantes desde el aeropuerto de Varadero hasta su destino final en la Ciénaga, alrededor de 130 kms.

Foto 15.                      Recorrido más probable desde Varadero a la pista.

No quiero terminar sin antes expresar la admiración que siento por este gran patriota, Jaime Costa Chávez, sin cuyo sacrificio hubiera sido imposible descubrir la verdad de lo sucedido con Camilo Cienfuegos. Lo considero un verdadero patriota, un hombre de honor, de los que no necesitan repetir una y otra vez que dicen la verdad para que la gente les crea, porque simplemente no mienten.

Creo que lo que hemos visto es prueba suficiente de que Camilo no desapareció en el mar, y que al final, los creadores de esa teoría, las tres figuras más importantes de la revolución cubana, Fidel y Raul Castro, y Che Guevara, quienes han gozado de prestigio a nivel mundial, sobre todo Fidel y el Che, son precisamente quienes están implicados directamente en esa muerte. ¿Seguirán gozando de ese prestigio? Creo que este hecho pasará a nuestra historia como uno de los más viles ocurridos en Cuba, pues a esa muerte tenemos que añadirle el engaño de que ha sido objeto todo un pueblo durante casi seis décadas. En cuanto a las flores para Camilo, ya saben adonde tienen que llevarlas. Y qué gran contradicción después de todo, porque resulta que en cuanto Fidel Castro llegó al poder en 1959, una de sus prioridades fue el proyecto encaminado a desecar gran parte de la Ciénaga de Zapata para convertir áreas cenagozas en tierras cultivables, lo que llevaba implícito la remoción de una gran cantidad de árboles, razón por la cual no tengo la menor idea de cómo se podría justificar que en este lugar hayan hecho todo lo contrario.

Concluyendo ya, creo que Camilo Cienfuegos merece que se le haga justicia, al igual que Jaime Costa por toda la humillación y abusos que sufrió en prisión a manos de los Castro, y por último, los cubanos no merecen que continuen burlándose de ellos de la forma que lo han hecho por casi seis décadas. Confío que en algún momento los culpables tengan que rendir cuentas ante el pueblo y la justicia por sus actos.

Actualización: Noviembre de 2020.

Como verán por la fecha, este trabajo fue publicado inicialmente en julio de 2016, y en noviembre del mismo año falleció Fidel Castro, lo que hace que el único sobreviviente de este lamentable suceso sea su hermano Raúl, por lo que solo Dios para saber si, contrario a la suerte que tuvo Fidel de irse sin tener que enfrentar las consecuencias que pudieran surgir de haberse hecho pública esta información de la forma debida, porque la realidad ha demostrado que a nivel de redes sociales, es algo que no trasciende, por el temor tan grande que domina a los cubanos a la hora de hablar del tema, y no está dentro de mis posibilidades el lograr que sea diferente.

Desde el 2016 al presente Google Earth ha incorporado vistas del área en tres ocasiones, siendo la última de ellas del 23 de enero del presente año, que es la que comparto a continuación para que puedan comparar con las anteriores y ver si detectan algún cambio en su apariencia, tarea que dejo en vuestras manos y quizas se animan a comentar.

Foto 16. Antigua Pista de Soplillar . Enero 23/2020

Foto 16.                                                                  Enero 23/2020

Creo que esta zona más al Sur es donde existen mayores posibilidades de que se encuentren enterrados los restos de la avioneta de Camilo.

***************************************

Nota:
Mientras concluía el presente trabajo, basándome ya en el nombre de la localidad, Soplillar, encontré más información relacionada con la que se conocía entonces como Pista de Soplillar, pues más adelante veremos que realmente existió, lo que me obligó a continuar la investigación, por lo que de seguro nos encontraremos más adelante.

**************************************

Enlaces recomendados:

1. «El clarín toca al amanecer» (Fotos de las páginas).

2. «Horas Finales de Camilo Cienfuegos». Transcripción del texto del Capítulo X.

3. Video: ¿Asesinaron a Camilo?

4. Historia de Camilo Cienfuegos y su desaparición. (Audio)

5. «The mystery of Camilo Cienfuegos death gets to an end».  Article in English.

 

 

Comentarios

  1. Ezequiel Alvarez says

    Conozco a Soplillar y sabía de esa pista y también de la narrativa que puede estar correcta.

  2. Aymee Fuentes says

    Espectacular….lo mejor que he leído de ti en mucho tiempo….y mira que leo…pero esto está escrito con talento, amor y sobre todo con muchos coj……besos

    • Pedro Estopinan says

      Gracias chiquita, eso es simplemente el resultado de mi fe en Dios, nada más, y no es nada complicado. Te quiero.

  3. Gracias señor Estopinan por el coraje de escribir este dato histórico que por lo menos le costará la desacreditación y el ataque a su moral por parte de la dictadura cubana que tanto muerto tiene en su haber! Dios le bendiga! Mis respetos.

    • Pedro Estopinan says

      Muchas gracias Sra. Mayra por sus palabras. Creo que el miedo nunca le dará sentido a una vida, es como un síndrome que va inmovilizando hasta paralizarnos por completo. Soy creyente en Dios y martiano, y como dijera nuestro apóstol: «Es que la verdad no es más que una, y quien la dice cuando los demás tienen miedo de decirla, impera». Un hermoso verso entre los tantos que encontramos en la que pudiéramos llamar la gran Biblia Martiana. Creo que es tiempo ya de enfrentar ese síndrome que tanto daño nos ha hecho a los cubanos.

  4. AHORA LE CORRESPONDE EL TURNO AL REGIMEN DICTATORIAL, EN 1ER LUGAR AL TIRANO CASTRO, YA CALCINADO POR LA PROPIA HISTORIA DE CRIMENES QUE ENVUELVE SU MALTRECHA VIDA. QUE HABLE.

  5. Dios es veraz, y asi como Dios en su veracidad usa sus hijos para hacer justicia, tambien Dios, la Historia y la Verdad lo usaron a Ud para narrar, o escribir este dato que pertenece a las injusticias y crimenes incognitos de nuestra Historia . Gracias por el coraje de describirlo, – El Pasado siempre en Presente Cuba amada. Muchas gracias, y bendiciones.

  6. José M. Presol says

    Muy interesante su artículo. Es más considero que su trabajo es posiblemente la verificación «práctica» del relato efectuado por el comandante Costa, una de las posibilidades que siempre he considerado como más posibles dentro de las cientos que circulan.

    De todas formas, hay un punto por el cual continuar investigando.

    La zona donde está la pista de aterrizaje se encuentra cerca de Soplillar, también de Playa Larga; es decir nos encontramos en plena Bahía de Cochinos y cerca de Playa Girón.

    El primer oficial soviético de rango importante llegado a Cuba, mejor dicho hispanosoviético, fue Francisco Ciutat, conocido en Cuba como comandante Angel Martínez Riosolá.

    Este hombre llegó a Cuba el mismo día de la explosión de La Coubre, o sea en Marzo de 1960, y algo así como una semana después estaba inspeccionando con Fidel la Ciénaga de Zapata como posible escenario de un desembarco (algo debían saber).

    Muchas cosas para un territorio tan pequeño.

    Mi pregunta: ¿Cabe la posibilidad de que esta pista fuese abierta no para avionetas de fumigación sino como pista de apoyo militar ante un posible desembarco? De ser así, puede que haya sido construida después de la muerte de Camilo.

    Habría que verificar si existen testigos de su existencia anterior.

    Muchas gracias.

    • Pedro Estopinan says

      Muchas gracias por su respuesta Sr. Presol.
      Creo que en cualquier tiempo que esta pista hubiese sido construida no hay razón lógica alguna que justifique el haberla destruído. Era algo que ya existía con un potencial que podía ser explotado. No soy un experto en estas cosas, simplemente intento usar la lógica con la información de que se dispone. Tras un pequeño recorrido fuera del área para establecer puntos de comparación, encontré una extensa zona agrícola al Este de Tunas de Zaza y a unos 25 kms al sureste de Sancti Spiritus y sur de Jatibonico, donde hay un total de siete pistas para avionetas de fumigación cuyas longitudes oscilan entre 650 mts y 850 mts. Las dos más apartadas se encuentran a 35 kms de distancia y las cinco restantes están dispersas entre estas dos con el propósito de cubrir toda el área. Esto nos indica lo importante que era la pista de nuestra historia y sin embargo fue destruída por órdenes de alguien que hubiese descargado todo el peso de la ley sobre cualquiera que hubiese causado un daño muchísimo menor, simplemente lo hubieran fusilado.

      En breve compartiré información adicional sobre el tema.

  7. Miguel Angel says

    Puede usted hablar de un tal Aragonés, que Costa habla en su entrevista. Yo nunca había oído de este hombre antes y parece que éste fue el que mató a Camilo. Estaban presente Ramiro Valdés, R.C y F.C. No me acuerdo que halla dicho que Dorticós estaba presente, también de una cabaña que allí se encontraba que fue donde mataron a Camilo.

    • Pedro Estopinan says

      Me disculpa Ud Sr. Miguel Angel por no haber respondido a su comentario, el cual le agradezco sinceramente. Lo único que se de Aragonés es por la referencia que hace Jaime Costa.
      Al no tener más información que agregar al tema de Camilo y no recibir nuevos comentarios, me dediqué a buscar los lugares del mundo donde hubiesen estatuas o bustos de Martí, y fue tan grande la cantidad que encontré que me ha tomado bastante tiempo completar el trabajo. El artículo donde las he ido publicando aún está en construcción pues he tenido dificultad con los derechos de autor de muchas fotos.
      Una vez más reciba Ud mi agradecimiento.

      • Saludos,je leido sobre lo que comenta de recopilar los lugares donde hay bustos de Jose Marti.Ya esta el trabajo hecho…?
        Yo tambien lo he hecho como y he encontrado algunos como en Puerto Rico donde tambien esta la calle con su nombre.
        Me puede decir como hallar su articulo…?
        Roberto

  8. Después de tantos años muchas personas han podido darse cuenta de la forma que tuvo Fidel de gobernar su país y de tratar a su propia gente, o la que podría disentir con él, seguramente con la misma escuela de Lenin, quien también traicionó a todos quienes no podía convencer o maniobrar acorde a sus ideas, no me corresponde opinar tan directamente por no ser cubano, pero la sola visita que uno ha logrado tener en algunas oportunidades a la isla deja ver claramente que la mayor parte de la gente común, no vive bien porque vivir bien no es vivir atemorizado de su propio gobierno. Vivir es poder expresarse libremente sin el temor de que venga gente y te detenga simplemente por el hecho de diferenciar de opinión, o si no te pueden detener a ti hacer pagar el costo de tu opinión con tus familiares, y esto es lo que pasa en cuba, que a la fecha ahora tiene una sucursal en su forma de gobernar en la otrora hermosa Venezuela. Es una simple opinión de un ciudadano del mundo, sin el menor interés político en nada mas que en la idea de la libertad sin importar de que país uno sea y gustaría de ver alguna vez estos hermosos países de nuevo, realmente libres y sin restricciones de ninguna naturaleza.

    • Pedro Estopinan says

      Muchas gracias por su comentario Sr. Torrez. Esa realidad que Ud percibió es solo una parte de una realidad mayor que es la que nos obliga a abandonar la isla porque al enfrentarlos tratan de destruirnos, y casi siempre lo logran porque mantienen un control absoluto de todo.
      Una vez más reciba Ud mi agradecimiento.

  9. Victor Felix says

    Si se coge un hilo o cordel y se pone una punta en Camaguey y la otra en La Habana se comprobara que nunca tendría que sobrevolar el mar en ningún momento excepto por una tormenta pero ese día según el observatorio nacional no reporto ninguna de importancia sobre el recorrido que tuviera que desviar el vuelo sobre el mar.
    Ademas no cayo tampoco sobre el Escambray ya que poco tiempo después se hizo la famosa «limpia» del Escambray donde mas de 60 mil hombres rastrearon palmo a palmo esta zona y ahi hubiera aparecido la avioneta.
    Entonces, donde esta…? pues ahi, como demuestra este excelente trabajo documentado muy bien.

  10. Jaime Costa says

    Historia correcta,Camilo cienfuegos fue asesinado por Fidel y los Comunistas, en Soplillar, actual consejo popular de Playa Larga, Cienaga de Zapata Matanzas,según Jaime Costa, le disparó Emilio Aragones Navarro (pancho), un comunista, agente de la inteligencia sovietico. No más mentiras, allí está bajo los árboles en esa antigua pista de aviones

Deje su comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.