El Por qué Muchas Personas Buscan el Fracaso

(Artículo escrito por mi hijo Pedro Andrés)

Ultimamente he estado muy involucrado con el tema político actual, especialmente por las recientes elecciones aquí en los Estados Unidos. Durante este tiempo he aprendido bastante sobre el tema y he llegado a encontrar la ideología con la cual más me identifico.

A nadie le gusta fracasar. ¿O si? ¿Cómo puede ser que alguien prefiera fracasar en lugar de querer ser exitoso?

Antes, siempre que leía sobre alguien que había alcanzado el éxito, o que se había sobrepuesto a obstáculos muy difíciles, me daba mucha inspiración. Quería compartir la historia con todo el mundo.

Pensaba, “¡Wow, si todos pudieran leer esto, como les cambiaría la vida!”

Pero estaba equivocado. Habían muchas personas a quienes estas historias no les importaban, o simplemente tenían una excusa para justificar por qué esa persona llegó a alcanzar el éxito. Casi siempre eran excusas negativas como “que hizo trampa, que se aprovechó de otros, simplemente tuvo suerte, etc.”

Nunca le daban crédito a la persona por tomar algún riesgo, por sobreponerse a obstáculos inimaginables y obtener lo improbable. Esto me desanimó mucho porque yo siempre me imaginaba como una persona que pudiera inspirar a otros. Pero me desilusioné mucho cuando me di cuenta que hay personas que no quieren ser inspiradas.

Me di cuenta de esto cuando empecé a debatir el tema político en varios foros por la internet. Los realmente difíciles de enfrentar eran aquellos de ideologías izquierdistas, como socialistas, comunistas, o simplemente bastante liberales.

Un patrón constante que encontré en la gran mayoría de ellos es que tienen un mantra de que su fracaso o el de la clase proletaria estaba ocasionado por la opresión o marañas de otros de nivel más alto, como los ricos, los exitosos, etc..

Ellos creen que todos los ricos y los que han llegado a obtener el éxito lo han hecho por aprovecharse de otros. Siempre entrábamos en contradicción cuando se tocaba este tema porque mi mensaje era completamente opuesto a esto. Muchas veces terminaba acalorado porque nunca podíamos llegar a un acuerdo.

Para solidificar mi punto de vista de que si es posible llegar a ser exitoso sin hacer trampas o aprovecharse de nadie, busqué ejemplos de personas que ya lo habían logrado. Bill Gates y Steve Jobs fueron dos de mis ejemplos. Ellos llegaron a ser unos de los mas grandes empresarios y empezaron de la nada.

Yo estaba seguro de que iban a entenderme y coincidir en que sí es posible que un hombre bueno y honesto alcance grandes éxitos por sus propios esfuerzos. Pero no estaban dispuestos a hacerlo. Me rebatieron de todas las maneras que pudieron para desacreditar los logros de esos hombres.

De primer momento no llegué a entenderlo – pero ahora ya si lo entiendo.

Primero pensé que pudiera ser por miedo. Miedo que ellos mismos tuviesen a ser exitosos, o a tomar riesgos que les pudieran llevar al éxito. Pero no lo es. La razón verdadera es que ninguno de ellos quería estar equivocado, pero no equivocado políticamente en el argumento, sino en sus propias vidas.

La gran mayoría de estas personas le atribuye la causa de sus fracasos a situaciones externas a ellos, tales como empleadores explotadores, falta de dinero, falta de educación, el gobierno, etc, etc.  Ninguno de ellos tomaba responsabilidad propia por su situación y así mismo es su ideología. Como ellos son incapaces de seguir adelante por su propia cuenta, el gobierno es el único que los puede ayudar.

¡Pero, si yo les mostré ejemplos de personas que rompieron este patrón! ¿Por qué no lo aceptaban?

Simplemente porque si aceptan la posibilidad de que si una persona se pudo sobreponer a todos los obstáculos de la vida, y a pesar de todo lo que tenia en su contra llegó a obtener el éxito, eso representaba que por pequeño que fuese el chance, esa posibilidad también existía para ellos. Y que por todos los años que llevaban creyendo en esa ideología, su limitante no era el gobierno, ni los ricos explotadores, ni los bancos, ni su familia, ni la economía, ni nada más. Durante todo el tiempo su mayor obstáculo habían sido ellos mismos.

Por eso es que ninguno estaba dispuesto a abrirse a otras ideas que no fueran las suyas propias, porque ninguno quería aceptar la realidad de que sus peores enemigos eran ellos mismos.

About Pedro Andres Estopiñan

Me llamo Pedro Andres, hijo de Pedro y Ana, y quien les maneja este Blog. A veces cuando me siento inspirado me da por escribir a mi tambien. Aunque soy nacido en Estados Unidos siempre me ha interesado el tema de Cuba. Espero que les guste lo que escribo, y que cumpla algun propósito. Y ahora pa'lante, que este carro no tiene marcha atrás!!

Comentarios

  1. Aymee Fuentes Sopeña says:

    Ay muchacho mío…eres Pedro el temible….jajajajaja….te admiro mucho sobre todo tu gran poder de análisis siendo aun tan joven…es una virtud inherente en ti….pienso que tus padres tienen mucho que ver en esto pero ha valido mucho la pena que ellos se tomaran el tiempo de enseñarte correctamente porque lo has aprovechado al máximo.
    Eres formidable y te felicito…sigue así porque sé que llegarás muy lejos.
    Un beso.

    • Pedro Andres Estopiñan says:

      Cuanto me alegra leer tus comentarios, tía. De verdad que te lo agradezco. No tendremos muchos lectores todavía, pero solo de saber que a ti (aunque seas la única) te da placer y ánimo, me sigo sintiendo animado a escribir. Que Dios los bendiga.

      • Aymee Fuentes Sopeña says:

        Bueno pues entonces escribeme algo interesante sobre temas actuales de politica tu sabes que me encanta saber tu criterio….Te quiero mi cielo…Un beso.

  2. Barbara says:

    Solo quiero que sepas que te sigo, aun desde una puerta semi abierta, pero te seguire. Un beso

Deje su comentario

*