¿Simple Coincidencia o Propósito de Dios?

Tocados por el paralelo 23.

Cuba en el paralelo 23

Con cierta frecuencia me he puesto a recorrer el mundo en GoogleEarth y en uno de esos recorridos que daba por Cuba me llamó la atención que era el Paralelo 23 el que pasaba justamente por encima del aeropuerto José Martí de la Ciudad de La Habana. Como se trataba del número del salmo más conocido en la Biblia, no pude evitar que la curiosidad me llevara un poco más lejos y en cuestión de segundos ya estaba sobre volando el aeropuerto David Ben Gurión de Jerusalem para ver cuál era el paralelo que pasaba por allí.

Está claro que a juzgar por el tema que he venido tratando en los artículos que he escrito hasta el momento es muy poco probable que me diera por irme a buscar otro lugar, y confieso que fue para mí una gran sorpresa al ver que era el paralelo 32 el que pasaba por el aeropuerto de la capital israelí, el número inverso al que pasaba por Cuba. Al instante regresé de nuevo al aeropuerto José Martí y después de seleccionar una altura de vuelo cómoda como para que no se me escapara ningún detalle importante, comencé a girar el globo terráqueo siguiendo con detenimiento la trayectoria del paralelo 23 hasta recorrer la circunferencia completa y regresar al punto de partida, pudiendo comprobar que el tal paralelo no pasaba por ningún otro aeropuerto, ni de cuidad capital ni de ninguna otra gran cuidad. Lo mismo hice siguiéndole el rastro al paralelo 32 partiendo del aeropuerto en Jerusalem obteniendo el mismo resultado.

Era sin duda una gran coincidencia que Cuba e Israel fueran los únicos países donde esto ocurría, teniendo en cuenta que había muy poca probabilidad de que un paralelo (número entero) pasara por un determinado punto, contando además con que la distancia aproximada entre un paralelo y otro sobre la superficie terrestre es de unos 110 kilómetros aproximadamente. En esa sección de la isla donde se encuentra el aeropuerto José Martí el paralelo 23 es el único que pasa por tierra, pues el 22 que pasa más al sur así como el 24 por el norte y ambos caen en el mar. 

Ya que estamos aquí veamos que nos da como mensaje para nuestra realidad cubana el texto de un capítulo 23 de alguno de los libros de la Biblia, quizás encontremos otras coincidencias que nos dejen meditando. Vayamos al libro del profeta Jeremías, cuyo nombre quiere decir “Dios levanta” o “Exaltación al Señor”, profeta cuya labor fue llamar al arrepentimiento al reino de Judá, pero principalmente a los reyes, o sea, a los gobernantes, hecho éste que como símbolo tiene un gran significado para Cuba. Es un texto largo pero creo que bien vale la pena meditar en su contenido.

Jeremías 23

El descendiente justo

23 »¡Qué aflicción les espera a los líderes de mi pueblo —los pastores de mis ovejas—
porque han destruido y esparcido precisamente a las ovejas que debían cuidar!», dice el Señor.

Por lo tanto, esto dice el Señor, Dios de Israel, a los pastores:
«En vez de cuidar de mis ovejas y ponerlas a salvo, las han abandonado y las han llevado a la destrucción.
Ahora, yo derramaré juicio sobre ustedes por la maldad que han hecho a mi rebaño;
 

3  pero reuniré al remanente de mi rebaño de todos los países donde lo he expulsado.
Volveré a traer a mis ovejas a su redil y serán fructíferas y crecerán en número.

4  Entonces nombraré pastores responsables que cuidarán de ellas, y nunca más tendrán temor.
Ni una sola se perderá ni se extraviará. ¡Yo, el Señor, he hablado!

5  »Pues se acerca la hora   —dice el Señor—,
cuando levantaré a un descendiente justo del linaje del rey David.
Él será un rey que gobernará con sabiduría;
    hará lo justo y lo correcto por toda la tierra.
6  Y su nombre será: “El Señor es nuestra justicia”
En ese día Judá estará a salvo, e Israel vivirá seguro.
7  »En ese día —dice el Señor—, cuando la gente jure ya no dirá:
“Tan cierto como que el Señor vive, quien rescató al pueblo de Israel de la tierra de Egipto”.

8   En cambio, dirán: “Tan cierto como que el Señor vive,
quien trajo a Israel de regreso a su propia tierra desde la tierra del norte
y de todos los países a donde él los envió al destierro”. Entonces vivirán en su propia tierra».

Juicio a los falsos profetas.

9  Mi corazón está destrozado debido a los falsos profetas, y me tiemblan los huesos.
Me tambaleo como un borracho, como alguien dominado por el vino,
debido a las santas palabras que el Señor ha pronunciado contra ellos.
10  Pues la tierra está llena de adulterio, y está bajo una maldición.
La tierra está de luto; los pastos del desierto están resecos.
Todos hacen lo malo y abusan del poder que tienen.

11   «Aun los sacerdotes y los profetas son hombres malvados que no tienen a Dios.
He visto sus hechos despreciables aquí mismo en mi propio templo —dice el Señor—.
12  Por lo tanto, los caminos que toman llegarán a ser resbaladizos.
Serán perseguidos en la oscuridad y allí caerán.
Pues traeré desastre sobre ellos en el tiempo señalado para su castigo.
    ¡Yo, el Señor, he hablado!

13  »Vi que los profetas de Samaria eran tremendamente malvados,
    porque profetizaron en nombre de Baal y llevaron a mi pueblo Israel al pecado.
14   ¡Pero ahora veo que los profetas de Jerusalén son aún peores!
    Cometen adulterio y les encanta la deshonestidad.
Alientan a los que hacen lo malo para que ninguno se arrepienta de sus pecados.
Estos profetas son tan perversos como lo fue la gente de Sodoma y Gomorra».

15   Por lo tanto, esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales acerca de los profetas:

«Los alimentaré con amargura y les daré veneno para beber.
Pues es debido a los profetas de Jerusalén
    que se ha llenado esta tierra de maldad».

16  Esto dice el Señor de los Ejércitos Celestiales a su pueblo:

«No escuchen a estos profetas cuando ellos les profeticen,
    llenándolos de esperanzas vanas.
Todo lo que dicen son puros inventos.
    ¡No hablan de parte del Señor!
17  Siguen diciendo a los que desprecian mi palabra:
    “¡No se preocupen! ¡El Señor dice que ustedes tendrán paz!”.
Y a los que obstinadamente siguen sus propios deseos,
    los profetas les dicen: “¡No les sucederá nada malo!”.

18  »¿Ha estado alguno de estos profetas en la presencia del Señor
    para escuchar lo que en realidad dice?
    ¿Acaso alguno de ellos se ha interesado lo suficiente como para escuchar?
19  ¡Miren! El enojo del Señor estalla como una tormenta,
    como un torbellino que se arremolina sobre la cabeza de los perversos.
20  El enojo del Señor no disminuirá
    hasta que termine con todo lo que él tenía pensado.
En los días futuros, ustedes entenderán todo esto con claridad.

21  »Yo no envié a estos profetas,
    sin embargo, van de un lado a otro afirmando hablar en mi nombre.
No les he dado ningún mensaje, pero aun así siguen profetizando.
22  Si hubieran estado en mi presencia y me hubieran escuchado,
    habrían hablado mis palabras y habrían hecho que mi pueblo se apartara
    de sus malos caminos y sus malas acciones.
23  ¿Soy acaso Dios solo de cerca? —dice el Señor—,
    no, al mismo tiempo estoy lejos.
24  ¿Puede alguien esconderse de mí en algún lugar secreto?
    ¿Acaso no estoy en todas partes en los cielos y en la tierra?»,
    dice el Señor.

25  «He oído a estos profetas decir: “Escuchen el sueño que Dios me dio anoche”.
Y después pasan a decir mentiras en mi nombre.

26 ¿Hasta cuándo seguirá esto? Si son profetas, son profetas del engaño, pues inventan todo lo que dicen.
27  Con decir estos sueños falsos, pretenden hacer que mi pueblo me olvide,
tal como lo hicieron sus antepasados, al rendir culto a los ídolos de Baal.

28»Que estos falsos profetas cuenten sus sueños,
    pero que mis verdaderos mensajeros proclamen todas mis palabras con fidelidad.
    ¡Hay diferencia entre la paja y el grano!
29  ¿No quema mi palabra como el fuego? —dice el Señor—.
¿No es como un martillo poderoso que hace pedazos una roca?

30  »Por lo tanto —dice el Señor—,
estoy en contra de estos profetas que se roban mensajes el uno al otro y alegan que provienen de mí.

31   Estoy en contra de estos profetas que con mucha labia dicen: “¡Esta profecía es del Señor!”.
32  Yo estoy contra estos falsos profetas.
Sus sueños imaginarios son mentiras descaradas que llevan a mi pueblo a pecar.
Yo no los envié ni los nombré, y no tienen ningún mensaje para mi pueblo.
¡Yo, elSeñor, he hablado!

Falsas profecías y falsos profetas.

33   »Supongamos que alguien del pueblo o uno de los profetas o sacerdotes te pregunta:
“Y ahora, ¿qué profecía te ha encargado el Señor?”.

Debes responder: “¡Ustedes son la carga! ¡El Señor dice que los abandonará!”.

34  »Si algún profeta, sacerdote o alguien más dice:
“Tengo una profecía del Señor”, castigaré a tal persona junto con toda su familia.

35  Ustedes deberán preguntarse el uno al otro:
“¿Cuál es la respuesta del Señor?” o “¿Qué dice el Señor?”.

36  Ya dejen de usar esta frase: “Una profecía del Señor”.
La gente la usa para darle importancia a sus propias ideas,
tergiversando las palabras de nuestro Dios, el Dios viviente, el Señor de los Ejércitos Celestiales.

37  »Esto deberás decir a los profetas: “¿Cuál es la respuesta del Señor?” o “¿Qué dice el Señor?”.
38  Pero supongamos que responden: “¡Esta es una profecía del Señor!”.
Entonces deberás decir: “Esto dice el Señor:
‘Debido a que han usado la frase “una profecía del Señor”, aun cuando les advertí que no la usaran,

39  me olvidaré de ustedes por completo.
Los expulsaré de mi presencia, junto con esta ciudad que les di a ustedes y a sus antepasados.

40  Los haré objeto de burla y su nombre será infame a lo largo de los siglos’”».

Nueva Traducción Viviente (NTV)

 

 

Comentarios

  1. Barbara Estopinan says:

    Buen dia mi hermano, de nuestra tierra fluye leche y miel porque Dios le sostiene en sus manos. Un beso

    • Pedro Estopiñán says:

      Gracias mi hermana querida, cuánta alegria de ver un comentario tuyo en este espacio. Perdóname por no habertelo dicho, solo esperaba ver cuánto tardaba que alguien más que lo supiera te lo comentara, y mira, sucedió hoy Viernes Santo. Qué regalo me has hecho. !Qué Dios te Bendiga!

  2. Aymee Fuentes Sopeña says:

    Me ha gustado mucho tu escrito, muy verdadero…Un beso

  3. Toniel Garcia says:

    Que taalentooo…me gusto el escrito ….que Dios bendiga nuestra tierra y sobre ella se abran los cielos que caiga una lluvia de bendiciones …y el amor y la paz gobiernen …Bendiciones para Cuba ..

  4. … Ningún pueblo soportaría la dominación de un gobierno decrépito como el cubano | En un artículo de opinión aparecido en el diario El Universal de Caracas con el título de “Esta mansa Venezuela” el exdirigente juvenil Yon Goicoechea, alerta con indiscutible acierto, sobre la situación de Venezuela. “Protestar en la calle no es desestabilizar. Desestabilizar es violarse a la Constitución y prostituirla en un burdel de viejos en La Habana. Ante el golpe de Estado, lo apenas lógico hubiese sido que las calles se desbordaran de manifestantes.

Deje su comentario

*