Se le Pone Fin al Misterio Sobre la Muerte de Camilo Cienfuegos

Se le Pone Fin al Misterio Sobre la Muerte de Camilo Cienfuegos.

Parte 1. -Investigación basada en el testimonio del Comandante Jaime Costa Chávez sobre la muerte de Camilo Cienfuegos.

La muerte de Camilo Cienfuegos llegó a convertirse en un misterio a lo largo ya de sesenta años, y aunque son varias las versiones que se conocen sobre el hecho, lo cierto es que hasta el presente ninguna de ellas ha podido ser demostrada, razón por la que decidí intentar investigarlo por mi cuenta. Para ello me basé en el testimonio de alguien que aseguraba haber estado presente en el lugar de los hechos, el recién fallecido ex-comandante del ejército rebelde Jaime Costa Chavez, quien fuera además amigo cercano de Camilo. Autor del libro autobiográfico titulado «El Clarín Toca al Amanecer», el Sr. Costa relata con detalle lo ocurrido la noche del 28 de Octubre de 1959 en una pista de aviación en la Ciénaga de Zapata, al Sur de la provincia de Matanzas. Tras leer su historia quedé convencido de la veracidad de su testimonio.

Sentí como una necesidad el descubrir donde se encontraba esa pista hasta donde Jaime Costa había llegado procedente del aeropuerto de Varadero, acompañando a Fidel Castro, Osvaldo Dorticós y al Comandante Juan Almeida. Según cuenta, cuando llegó ese día a Ciudad Libertad, Juan Almeida le pidió que lo acompañara a dar un recorrido en avión pues al parecer Camilo estaba desaparecido, por lo que volaron a Varadero desde el aeropuerto militar que existía en Ciudad Libertad, encontrándose a Fidel y Dorticós a su llegada a Varadero. Según él, Camilo había volado hasta esa pista en la Ciénaga a petición de Fidel, quien se lo había informado por radio una vez saliera de Camaguey rumbo a La Habana. Por lógica esa pista debía estar lo suficientemente alejada de lugares habitados, ya que, según su relato, una vez que Camilo y sus dos acompañantes fueron muertos, sus cuerpos fueron introducidos en la avioneta a la que prendieron fuego, hecho que asumí debió ocurrir lo mas alejado posible de lugar donde  pudiera llamar la atención.

Lo cierto es que Camilo llegó a la cita antes que Fidel, pero cual sería su sorpresa cuando fue a Raúl y al Che a quienes encontró. Es de imaginar su reacción pues evidentemente le habían tendido una trampa, precisamente aquellos con quienes había peleado en la Sierra los que ahora estaban jugando un papel tan miserable. Qué ajeno estaba Camilo a que aquel sería su último día de vida.[Leer Más…]