El Boeing 737 y el avión de México son parte de una misma historia

Relación existente entre el accidente del Boeing 737 en La Habana y el del Embraer 190 en la ciudad de Durango, México.

Desde el momento en que ocurrió el accidente del Boeing 737 en La Habana en Mayo pasado, me dió la impresión de que no se trataba de un accidente cualquiera, no solo por el número tan elevado de víctimas sino por detalles muy particulares que se destacaban visiblemente, razón por la que decidí estudiarlo con detenimiento, y no tardó mucho para que se fueran confirmando mis sospechas. Dudé al principio si era prudente publicarlo por temor a dar la impresión que le restaba importancia al dolor por el que tantos familiares estaban atravesando, desviando la atención hacia una historia quizás carente de sentido para muchos, cuando en medio de ese cuestionamiento me sorprendió el otro accidente, el de México, que unido a lo que ya había descubierto sobre el primero, no me quedó duda de que entre ambos existía una conexión muy estrecha, decidiendo publicar el material pues entendí que era necesario. Hoy casualmente se cumple un mes de ese accidente ocurrido en la ciudad de Durango.

Línea entre los puntos donde ocurrieron los accidentes en los aeropuertos Guadalupe Victoria, en Durango, y el José Martí de La Habana.

Si de algo estaba seguro era de que no era fácil encontrar dos accidentes tan cercanos en el tiempo con características tan peculiares en común, aunque al mismo tiempo tan divergentes, pues el accidente de Cuba había dejado un solo sobreviviente de los 113 que iban a bordo, mientras que en el de México todos se habían salvado, 103 en total. De alguna forma percibía que a traves de aquel accidente se nos estaba enviando una señal de alerta, detrás de aquel desastre se ocultaba algo mucho más profundo que era preciso investigar. Según mi filosofía, hechos con esas características no suceden por pura casualidad, sino que encierran un mensaje importante que es necesario descifrar. Fue tras ubicarlos en tiempo y espacio que quedé convencido de la visible conexión que existía entre ellos en un plano que se escapaba a todo análisis convencional.

Primero: Significado de las fechas en que habían ocurrido ambos accidentes.

El accidente de Cuba había ocurrido el 18 de mayo, víspera de la conmemoración del 123 aniversario de la muerte de José Martí, mientras que el de México había ocurrido el 31 de julio, un día después de conmemorarse el 207 aniversario de la muerte del Padre Miguel Hidalgo ocurrida en 1811, detalle que resultaba muy interesante, porque de alguna forma nos estaban recordando las muertes de los personajes más importantes que reconoce la historia como iniciadores de las guerras independentistas de Cuba y México en contra de España, un hecho que simbólicamente nos estaba llamando la atención sobre un tema en particular, la liberación de pueblos oprimidos por gobiernos injustos, tan simple como eso, algo de mucha actualidad para nosotros los cubanos, aunque por una u otra razón muchos se empeñaran en ignorarlo.

Martí había sido la figura principal de la última guerra de independencia iniciada el 24 de Febrero de 1895 tras la proclamación del “Grito de Baire”, pero en México nos encontramos que fue Miguel Hidalgo quien proclamó el “Grito de Dolores” el 16 de septiembre de 1810 en la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, actual ciudad de Dolores Hidalgo. Muy llamativo que la información que iba apareciendo resaltaba cada vez más la similitud entre ambos personajes, por el hecho de que ambos patriotas hayan proclamado gritos de libertad en Cuba y México, y son precisamente estos dos accidentes los que los están revelando. Si se dan cuenta, si cualquiera de esos accidentes hubiera ocurrido solo unos días antes o después, en este momento no existiera argumento alguno sobre el qué desarrollar este análisis.

En cuanto a la forma en que estos hombres eran reconocidos por ambas naciones, para los cubanos Martí era considerado el Apóstol de Cuba, aunque compartía con Carlos Manuel de Céspedes el honor de ser reconocido como “Padre de la Patria”, pero para los mexicanos Miguel Hidalgo era también el “Padre de la Patria”, hecho que resaltaba aún más el paralelo entre estos héroes cuyas vidas tenían mucho en común respecto al propósito que se habían trazado. Como dato adicional ambos nacieron a un siglo de diferencia, Hidalgo en 1753 y Martí en el 1853.

Segundo: Ubicación de los lugares donde ocurrieron los accidentes.

Tras ubicar ambos accidentes según la información provista oficialmente, resultó que entre ellos había una distancia de 2,260 km exactamente, detalle que también sorprende por el hecho de que después de recorrer una trayectoria de más de dos mil kilómetros a atraves del Golfo de México, la distancia cerraba con sumaa presición en un número entero. Además, después de dar un vistazo a todas las fechas posibles relacionadas con nuestros personajes era evidente que se podía establecer una nueva relación, ya no entre ellos precisamente sino entre las banderas de ambos países, destacándose lo siguiente:

1. La bandera de México ondeó por vez primera el 24 de Febrero de 1821 en la ciudad de Iguala, Estado de Guerrero, y es en esa fecha que se celebra el Día de la Bandera. Pasados setenta y cuatro años esa sería la fecha escogida por nuestro Apóstol para declarar el levantamiento en armas en Cuba, 24 de Febrero de 1895. ¿Lo haría Martí influenciado por lo que la misma representaba para México?

2. La bandera cubana ondeó por primera vez en la Ciudad de Cárdenas el 19 de Mayo de 1850. Tres años más tarde nacería Martí, pero sería también un 19 de Mayo cuando ofrendaría su vida luchando por la libertad de Cuba en el año 1895.

Tercero: Ubicación geográfica de Martí y Miguel Hidalgo según la historia.

Si consideraba importante la ubicación geográfica de los accidentes, no menos importante lo era el identificar los lugares donde Martí e Hidalgo habían proclamado los gritos de libertad, y ese era el próximo paso a seguir. A Miguel Hidalgo lo localicé en la estatua que está ubicada en el centro de la Plaza del Grande Hidalgo en la ciudad de Dolores Hidalgo, frente a la Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores donde mismo proclamó el “Grito de Dolores” el 16 de Septiembre de 1810 acompañado del repique de campanas de la iglesia.

De Dolores Hidalgo me fui a Cuba al poblado de Baire en busca del busto de Martí que se encontraba en el parque del pueblo, y para ser consecuente en la comparación, localicé también la iglesia católica de San Bartolomé. Martí no sería sacerdote, pero respecto a la Patria creo que su vida fue como una especie de sacerdocio, además, era una forma de tener en cuenta la presencia de Dios en la trama de esta improvisada historia.

Una vez ubicados los cuatro puntos, el próximo paso era unir las dos iglesias por medio de una línea recta, haciendo lo mismo con las dos estatuas, resultando en dos líneas de 2,561 kms de longitud desde Baire hasta Dolores Hidalgo, (2,561.00 km para las estatuas y 2,561.14 km para las iglesias). En ambos extremos las líneas daban la impresión de ser paralelas, pues tanto en Dolores Hidalgo como en Baire las iglesias y las estatuas estaban separadas casi la misma distancia según la vertical, unos 70 mts aproximadamente. La única diferencia era que en Baire el busto de Martí se encontraba al Norte de la iglesia, mientras que en Dolores Hidalgo la estatua de Hidalgo se encuentraba al Sur. Dada la escala de la siguiente foto ambas rectas aparecen como una sola línea, aunque fotos adicionales con una escala mayor permitirán observar algunos detalles de importancia que quiero resaltar sobre los puntos por donde dichas rectas pasan a lo largo de su trayectoria.

La línea en color blanco une la estatua de Miguel Hidalgo en la ciudad de Dolores Hidalgo con el busto de José Martí en el poblado de Baire.

Al salir desde Baire rumbo a Dolores Hidalgo nos encontramos el siguiente cuadro.

Líneas rectas dirigidas hacia la estatua de Miguel Hidalgo y la Iglesia de N. Sra de los Dolores en la ciudad de Dolores Hidalgo.

En Dolores Hidalgo, una ciudad importante en comparación con Baire, nos encontramos que ambas rectas pasaban con mucha precisión por una serie de puntos de gran significado respecto al tema que iba tomando forma, puntos que talmente parecían estar esperando por ser descubiertos, siendo evidente que era la precisa ubicación de los puntos extremos la que lo ha permitido, pues de otra forma hubiera sido imposible identificarlos.

Trayectoria de las líneas hasta llegar a su destino en Dolores Hidalgo.

Como observamos al entrar a Dolores Hidalgo los colores de las líneas se invierten, porque de igual forma se había invertido la posición de la iglesia y la estatua de Hidalgo, recordando que la línea blanca corresponde a las iglesias. A continuación aparece la descripción correspondiente a cada uno de los puntos de interés que identificamos al trazar ambas líneas.
1- Iglesia de Nuestra Sra. de los Dolores.
2- Estatua del Padre Miguel Hidalgo
3- Rostro de Miguel Hidalgo empotrado en un muro.
4- Estatua ecuestre de Miguel Hidalgo.
5- Monumento de los Héroes
6- Mega bandera de México.
7- Calle 24 de Febrero.

Era realmente sorprendente que después de analizar el papel de Hidalgo y Martí en la historia, así como la relación entre ambas naciones al compartir una fecha tan importante como el 24 de Febrero, presente para México en su propia bandera, para encontrarnos que después de recorrer más de 2,500 kms desde Baire hasta Dolores Hidalgo, una de las rectas pasaba exactamente por donde estaba la principal bandera mexicana en Dolores Hidalgo y por la recien ubicada estatua de Hidalgo, y la otra recta lo hacía por donde se encontraba el monumento a los héroes de la Patría, que sin duda alguna incluía también a Hidalgo. Era evidente que con el más mínimo desplazamiento de cualquiera de estos puntos hacia arriba o hacia abajo, hubiera resultado imposible que ambas líneas los interceptaran de la manera que nos muestran las fotos. Sabemos que de los cuatro puntos de los extremos, los más recientes en ser ubicados tienen que ser los de Baire pues su historia es mucho más reciente que la de Dolores Hidalgo, y aún así vemos que la Iglesia de San Bartolomé fue fundada en el año 1853 por el Arzobispo de Santiago de Cuba Antonio Maria Claret, lo que es sin duda una nueva coincidencia pues tuvo lugar el mismo año del nacimiento de nuestro Apóstol. Su busto debió ser colocado al principio de los 1900.

Líneas que vienen desde Baire que terminan de manera puntual a la entrada de la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores y en la estatua de Miguel Hidalgo que se encuentra en medio de la plaza frente a la iglesia.

Estatua de Miguel Hidalgo frente a la Iglesia N.S de los Dolores. Dolores Hidalgo.

En la siguiente foto, después de ver la precisión con que ambas líneas pasaban por los puntos 5 y 6, me lamentaba de que el número 4 hubiera quedado ligeramente al Sur de la línea de las iglesias, aunque de hecho parecía estar exigiendo demasiado, pero hasta ese momento no me había percatado de la existencia del punto 3 que por sus características no aparecía en la vista aérea, y no fue hasta que encontré fotos del lugar que me di cuenta de lo que se trataba. La realidad era que una vez colocada la estatua ecuestre de Hidalgo frente al Gobierno Municipal de Dolores Hidalgo, lo que ocurrió no más de cinco años atrás, también habían colocado un rostro de Hidalgo empotrado en un muro, por lo que nuestra línea pasaba justamente entre la estatua y el rostro, resultando imposible que hubiera mayor precisión, a no ser que ambos puntos cayeran sobre la misma línea. En realidad tanto la estatua como el rostro estaban a unos 5 mts de la línea.

Según la escala de la foto, vemos que en menos de 1 km de distancia nos encontramos la gran bandera mexicana y los otros tres monumentos que aparecen hacia la izquierda.

Justo en frente a la estatua de Hidalgo, en medio del islote que formaba la Avenida de los Héroes en su bifurcación, se erguía el enorme monumento dedicado a los héroes por donde pasaba la línea de las estatuas.

Detalle mostrando la forma en que ambas líneas pasan respecto a los monumentos.

Estatua y rostro de Miguel Hidalgo. Gobierno Municipal de Dolores Hidalgo.

Monumento de los Héroes. Dolores Hidalgo.

La siguiente foto muestra la Mega Bandera Mexicana de Dolores Hidalgo, pues así se conocen estas banderas en México. Su asta mide 100 mts de altura, aunque existen otras que la superan.  En otro artículo compartiré más información sobre este proyecto del gobierno mexicano de instalar banderas monumentales a través de todo el territorio.

Bandera mexicana en la ciudad de Dolores Hidalgo.

Nos queda claro que sin las herramientas de Google Earth el trazo de estas rectas hubiera sido imposible, pues existen lugares como Dolores Hidalgo en que no fue hasta el año 2010 que aparecieron las primeras fotos con suficiente resolución que permiten identificar los detalles, prueba de que antes de esa fecha este trabajo hubiera sido literalmente imposible de realizar, sin embargo sabemos que los más recientes de esos cuatro puntos extremos existían desde hace ya más de un siglo, y de forma imaginaria esas rectas también existían. Es aquí donde nos surge la interrogante. ¿Qué fue lo que guió las mentes de tres grupos por separado para que en los últimos años colocaran con tanta precisión el Monumento de los Héroes, la estatua y el rostro de Hidalgo y por último la gran bandera en Dolores Hidalgo, ignorando por completo que las estaban colocando precisamente sobre estas líneas que acabamos de trazar? En lo personal creo que va más allá de una simple coincidencia. Todo parecía indicar que este escenario se había venido preparando a través de los años, trascendiendo evidentemente un gran número de generaciones.

La creencia de nuestro Apóstol en la existencia de Dios como el arquitecto del universo no entraba en la más mínima contradicción con la forma en que se iban presentando las cosas, pues era como si desde lo alto alguien le hubiera indicado a cada quien donde colocar la estatua, o el monumento, o la bandera, realidad que ya me había encontrado en tantos otros lugares que ya no dudaba en aceptarlo como un hecho indiscutible.

Significado de las estatuas ecuestres de Hidalgo y Martí colocadas recientemente.

Considero como algo muy significativo el hecho de que después que estos dos hombres forman parte de la historia desde hace tantos años, como ya vimos 123 años para Martí y 207 para Hidalgo, que la colocación de sus estatuas ecuestres haya tenido lugar en fechas tan recientes, porque la de Dolores Hidalgo debió ser inaugurada junto con la apertura del nuevo ayuntamiento en el 2015, y por otro lado tenemos que la de Martí fue inaugurada el 28 de Enero pasado frente al Palacio Presidencial de la Habana, tema sobre el que publiqué un artículo en diciembre de 2017, el que les invito consultar por la relación que guarda con esta última parte del presente artículo.

En ese artículo en particular hice un análisis sobre la posición tan estratégica que ocupaba dicha estatua con relación a otros puntos que consideraba de un gran significado simbólico para el futuro de la nación. Cerrando dicho artículo dije que:  “Son solo hechos que ocurran en el futuro los que puedan respaldar esta hipótesis, por lo que no nos queda más remedio que esperar por ellos y entonces ya veremos que pasa”. Y para serles sincero, este accidente del Boeing 737 es sin duda uno de esos hechos a que hacía referencia, aunque ni pensar remotamente que pudiera ser una catástrofe como la que realmente fue. Una vez que ocurrido, encajó como una pieza que faltara para completar un rompecabezas, y dado el caso que quedara alguna duda de lo que estaba sucediendo, ahí vino el remate con el accidente de México, donde afortunadamente no hubo que lamentar la pérdida de vidas.

Información importante sobre la Ciudad de Durango.

Resultaba difícil entender como era posible que en el año 2009, el gobierno local da la ciudad de Durango permitiera que se destruyeran los pedestales de las estatuas de Miguel Hidalgo, Benito Juarez e Ignacio Zaragoza que se encontraban en el Paseo Las Alamedas, parque histórico de forma alargada en el centro de la ciudad, unas estatuas que por más de un siglo recordaban el sacrificio de esos héroes por la Patria. En su lugar colocaron “fuentes modernas”, como expresa el artículo que relata el hecho, que no son otra cosa que huecos en el piso lanzando corros de agua. Según lo que he podido identificar por las fotos de Google, al parecer la de Benito Juarez fue relocalizada a la altura de la calle Constitución, pues en el artículo que describe su remoción la misma aparecía en el suelo. La de Hidalgo no encuentro que haya sido relocalizada, pero aunque ese sea el caso, considero una gran afrenta a la memoria de un patriota del calibre de Miguel Hidalgo el que se haya permitido un acto semejante.

Un hecho ocurrido en el año 2006 es también motivo de sorpresa, porque un pedestal destinado a recibir una estatua de nuestro Apóstol cuya construcción estaba casi terminada, fue por completo destruido cuando un grupo encabezado por un diputado del Partido Acción Nacional rechazó la colocación de la misma por tratarse de “un extranjero y un cubano”. Después de analizar qué pudo haber provocado tal reacción, creo que si quienes rechazaron la estatua aceptaban como una verdad lo que por tantos años había repetido Fidel Castro de que Martí era el autor intelectual del Moncada, no debe extrañarnos entonces que no hayan querido una estatua suya en su territorio.

Como contraste, en la ciudad de Durango es donde ondea la bandera mexicana más alta que existe en la nación, alcanzando una altura de 125 metros, lo que la convierte en la bandera más alta no solo de México sino también de América. Algo que debemos agradecerle a esta ciudad es la existencia de dos calles que llevan por nombre Avenida República de Cuba y Calle José Martí, además de un pequeño reparto que también lleva el nombre del Apóstol. Existe también una calle 24 de Febrero,  aunque no olvidemos que para los mexicanos esa fecha también es importante.

Tras conocer lo ocurrido en esta ciudad con las estatuas de Hidalgo y de Martí, si de algo podemos estar seguros es que algo así es imposible que pueda repetirse en otra ciudad mexicana, razón por la cual creo que este accidente de aviación en el que sin duda alguna no era dificil que dadas sus características se hubiera lamentado la pérdida de vidas pero afortunadamente ni uno solo pereció, que se tenga en cuenta como una advertencia de parte de Dios porque si lo comparamos con el accidente de Cuba la realidad es muy diferente, pues allí está claro que pasó de ser una advertencia. 

Visible conección entre Martí y el lugar donde ocurrió la tragedia.

En este resumen del artículo tomaré como base un detalle clave del artículo anterior, que es la línea recta procedente de la estatua de Martí en el Central Park de New York, que una vez entra en La Habana pasa exactamente por la estatua nueva de Martí y por el centro del Capitolio Nacional, completando su recorrido en la pista del aeropuerto José Martí en un punto cercano al extremo donde los motores hacen su mayor esfuerzo por ganar velocidad para el despeque del avión. En esta ocasión voy a incorporar una estatua de Miguel Hidalgo que existe en el Parque de la Fraternidad cuya posición demuestra ser indispensable para darle sentido a esta parte de nuestro, pues nos permite el trazo de dos nuevas rectas que aclaran de manera significativa nuestro escenario. Esa es una de las razones por las que considero que el accidente de México como de una gran importancia, porque nos descubre la figura del Padre Miguel Hidalgo, cuyo busto se encuentra en el Parque de la Fraternidad, al Sur del Capitolio.

Este parque fue inaugurado inicialmente como Plaza de la Fraternidad Americana el 28 de Enero de 1928, y la ubicación del busto de Hidalgo era de suma importancia porque de ello dependería la dirección que tomarían las rectas que pasaran por él procedentes de las estatuas de Martí. Es una realidad que ese busto pudo haber estado en cualquier otro lugar de La Habana, o simplemente no existir, pero tras analizar el parque en su totalidad era evidente que para que dicho busto tuviera sentido simbólico relacionado con lo que venía estudiando, éste debía encontrarse en una banda muy estrecha del parque, solo así tendría sentido realmente, estableciendo entonces una relación directa entre las dos estatuas de Martí y el busto de Hidalgo, con el lugar donde había ocurrido el accidente, representando entonces un sistema de fuerzas que habría actuado en esa dirección provocando el accidente, fuerzas éstas provenientes del mundo espiritual.

Fue un mensaje que recibí de mi eficiente ayudante desde La Habana donde me decía, “el busto está en Industria entre Monte y Reina, en la manzana con forma de triángulo agudo, hacia el lado más corto del triángulo”, lo que me aseguraba que no había trabajado en vano. Eso era suficiente, y parecía como si Dios mismo hubiera decidido desde hacía casi un siglo donde colocaran ese busto de Hidalgo en el Parque de la Fraternidad, para que hoy nos sirviera para descifrar un mensaje oculto en esta especie de enigma tan poco común en nuestros tiempos. La ayuda de mi colaborador había sido indispensable, como la de otro que lo hace desde Camaguey, sin cuya ayuda hubiera sido imposible concluir muchos de los trabajos.

Las rectas en color azul y blanco procedentes de la primera y última estatua de Martí, que tras cortarse en el punto definido por el busto de Miguel Hidalgo continuan rumbo sur hacia el aeropuerto José Martí.

Foto con más detalle muestra la recta en color azul con origen en la estatua de Martí del Parque Central, la de color blanco procedente de la estatua nueva y la recta en amarillo que viene desde el Central Park de New York y pasa por el centro del capitolio rumbo también al aeropuerto.

Las tres rectas forman una especie de cono que cubre el aeropuerto desde un punto cercano al extremo de despegue de la pista hasta el punto donde ocurrió el accidente.

Las dos rectas procedentes de las estatuas de Martí que se cortan en el busto de Miguel Hidalgo son las que forman el cono cuya abertura final coincide con la trayectoria que describió el avión a partir del momento en que se apartó bruscamente de la pista.

Como se observa con más detalle en esta última foto, la recta en amarillo llega justamente a la sección de la pista donde se destaca una franja de color negro a lo largo del eje de la misma, provocado por la intensa fricción que desarrollan las gomas del avión, color que va desapareciendo según nos movemos en el sentido en que la nave va ganando en velocidad hasta lograr despegar. No olvidemos que de manera imaginaria esta línea en amarillo existe desde 1959, fecha en que se colocó la estatua de Martí en el Central Park de New York.

Queda claro que de haber sido otra la ubicación de cualquiera de las estatuas de Martí o del Busto de Hidalgo, hubiera resultado imposible que este cono formado por las líneas en blanco y azul se enfocara sobre la sección final de la trayectoria del avión de la forma que muestra la foto, segmento donde ya la nave manifestó señales visibles de que algo serio estaba sucediendo, hasta el momento en que hizo contacto con la tierra. La línea blanca es precisamente la que toca la pista en el lugar donde supuestamente el avión hizo un movimiento brusco hacia la derecha, como si hubiese recibido un impacto que provocó la catástrofe.

Resumen del artículo.

Si nos fijamos en las fechas en que fueron colocadas la primera estatua de Martí y la más reciente, 1905 y 2018, la diferencia entre ambas nos da como resultado 113, el número de personas a bordo del avión. Además, cuando a la edad de dieciseis años Martí fue llevado prisionero a las canteras de San Lázaro a realizar trabajos forzados, el número que sustituyó su nombre fue el 113. Por otro lado, la distancia exacta entre los accidentes es de 2,260.0 km, que dividida por 20 nos da como resultado 113, siendo 20 el número de ministros evangélicos que perecieron en el accidente. Tanto este hecho como otras situaciones en que ese enigmático número nos sigue apareciendo, será analizado en otro momento.

Lo compartido hasta aquí viene a ser como pararnos en el umbral de una puerta que nos conduce a una trama mucho más complicada, que poco a poco va incorporando información que nos permite entender el por qué de esas visibles diferencias que caracterizaron a estos dos accidentes, las que inevitablemente nos llevan a preguntarnos qué papel jugaba Dios en todo esto, de qué forma había manifestado su existencia en dos accidentes con resultados tan diferentes, pues mientras los de México celebraban un milagro, a los familiares de los de Cuba los consumía el dolor por los que habían perdido. Creo que miente quien diga que no ha meditado en esta realidad, pero como siempre sucede, es el tiempo el que se encarga de ir borrando la necesidad por una respuesta, hasta que a veces es un nuevo golpe, una nueva interrogante sin respuesta la que ocupa nuestras mentes. Esa fue la razón principal por la que me decidí a buscar respuestas en un intento por hacer de nuestra existencia una experiencia un poco más realista, y sin lugar a dudas mucho más interesante.

Estoy creyendo que la única razón por la que ocurrió el accidente de México fue para que pudiera entenderse el mensaje que llevaba implícito el accidente de Cuba, y una prueba de ello es que en México fue preservada la vida de todos. Esa experiencia será de seguro el peor susto que se llevarán en sus vidas, pero nada más, en Cuba en cambio la historia es muy diferente. No descarto el hecho de que los años de servicio que ya tenía el avión pudo haber influido, que por cuestiones de seguridad ya no debía estar volando, pero creo que con otro avión en mejores condiciones hubiera sucedido algo similar, porque las condiciones para que ocurriera el accidente ya estaban creadas, como esperando que llegara el 18 de mayo para cambiar la vida de muchos en cuestión de segundos.

No debe extrañarnos el hecho de que el accidente impidiera la conmemoración del 123 aniversario de la muerte de Martí, pues todo parece indicar que así estaba establecido.
Su muerte no se podía conmemorar porque en realidad nuestro Apóstol cabalgaba de nuevo.

 *****************************************************************************

Artículo sobre la nueva estatua de Martí.  

Nota: Si desea dejar su comentario sin necesidad de proveer su correo electrónico como exige el blog, le invito a hacerlo en la página de Facebook.

CUPUS- CUBA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deje su comentario

*