La Relación Aurea Identifica a Martí y a Castro

Parte 3.

Cómo la relación áurea nos llevó a identificar a nuestro Apóstol y a Fidel Castro.

Screen Shot 2016-01-16 at 6.09.47 PMPara quienes entran por vez primera a esta serie de artículos, lo que he venido haciendo es aplicar el concepto de número áureo, o de relación áurea, a la historia y a la situación actual de Cuba. Todo comenzó al descubrir la connotación de sagrada que en varias publicaciones le estaban dando al lugar más importante para los musulmanes, La Kaaba, centro de peregrinación en la ciudad de la Meca. Dicha afirmación se basaba en mediciones tomadas de las distancias desde la Kaaba al Polo Norte y Sur respectivamente, las que según afirmaban cumplían con la relación áurea. Decidido a comprobarlo por mi mismo descubrí que los valores de las distancias no eran correctos, por lo que la conclusión a que habían llegado carecía por completo de argumento.

El encontrar dicho error fue lo que me condujo a otro lugar del planeta donde sí se podía aplicar la relación áurea, y era nada menos que en la ciudad de Camagüey, motivo por el cual fue sobre suelo cubano que decidí iniciar mi investigación.

Después de identificar en Camaguey detalles que he presentado en artículos anteriores, pensé en cuan efectiva pudiera ser la relación áurea para identificar personajes de nuestra historia que pudiésemos incorporar a nuestra investigación, por lo que decidí aventurarme con la idea que recién acababa de tomar forma en mi mente. 

Para ello consideré los 365 días del año como si fuese una recta de digamos 365 centímetros, sobre la cual colocaría los puntos áureos correspondientes. Lo único que tenía que hacer era dividir 365 entre 1.618 (365/1.618 = 225.59) y seguidamente restar el valor obtenido de 365. (365 – 225.59 = 139.41) para de esa forma poder ubicar los dos puntos. Uno de ellos me quedaba en el día 225 del año y el otro en el 139. Sin prestar atención a la parte decimal de los números, había identificado dos días en el año que podrían servirnos de guía para nuestro propósito.  

Cual no sería mi asombro al ver que el día número 139 correspondía al 19 de Mayo, y el 225 nada menos que al 13 de Agosto, el primero indicando la muerte de José Martí y el segundo el nacimiento de Fidel Castro; por supuesto que era para meditar seriamente en la efectividad del método pues me resultaba demasiado llamativo como para considerarlo una mera coincidencia. Era imposible que con otra nación del mundo pudiera suceder algo similar.

¡———————————¡——————–¡———————————¡
1                                     139                    225                                    365
.                                19 Mayo             13 Agosto

Calendario

Cualquiera podía cuestionar la confiabilidad del método, pero lo cierto es que coincidencia o como se quiera llamar, los números resultaban sumamente interesantes. En cuestiones de filosofía se podría argumentar desde diferentes ángulos, pero lo que nos de un número como resultado ya no es tan fácil de rebatir. Un simple recurso matemático ligado a una especie de método místico había sido capaz de identificar a los dos personajes que más habían impactado nuestra historia, sobre todo esa parte en la cual la política de Fidel Castro había hecho un esfuerzo tan grande por presentar a un Martí que con un poco más y baja junto con los rebeldes de la Sierra Maestra, un Martí cómplice para muchos de la implantación del sistema que tanto daño le había hecho a la nación.

El meditar en este hallazgo, en esta rara coincidencia que atrajo mi atención sobre Martí y Fidel, me lleva a pensar que en toda búsqueda que realice de puntos significativos en nuestra geografía, esté siempre atento a la existencia de puntos que representen tanto a Martí como a Fidel, para así interpretar lo que su ubicación pudiera significar. Es evidente que de Martí encontraremos una mayor cantidad de puntos porque considerando solo sus estatuas, es un número bastante elevado el que existe a lo largo y ancho del territorio cubano.

Por el momento ya tenía referencia sobre dos puntos importantes que serían clave a lo largo de una investigación que recién comenzaba. Uno era el obelisco dedicado a Martí en Dos Ríos y el otro la casa natal de Fidel Castro en Birán, separados a una distancia de 40 km.

Próximo artículo.  (Parte 4)

Recomendación:
Relación áurea.

Deje su comentario

*