Archives for September 2015

Hablemos Claro – José Ignacio Rivero

por José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina
29 de Septiembre de 1959

Screen Shot 2015-09-28 at 5.45.53 PMTranscripción completa de la respuesta que el 29 de septiembre de 1959 diera el Sr José Ignacio Rivero, director del Diario de la Marina, al Sr. Fidel Castro, referente a comentarios hechos por este último que fueron considerados ofensivos. Palabras que no son sino el reflejo de una visión profética del futuro que se cernía sobre Cuba.

HABLEMOS CLARO

Estamos ya muy cansados de tanta amenaza, tanta intolerancia y de tantas acusaciones gratuitas e injustas.

En una época como esta en que tanto desean nuestros gobernantes que se sepa bien que en Cuba hay verdadero respeto por la libertad de expresión, estas actitudes no se conciben. Para que se respete la libertad que tiene cada cual de expresarse lo primero que hace falta es rebatir los argumentos contrarios con serenidad y elevación y nunca con provocaciones, insidiosas amenazas, calumnias y mucho menos coacciones.

Se me ha preguntado en varias ocasiones si a mi juicio en Cuba se puede opinar con entera libertad. No hace muchos días recibimos una llamada del periódico Miami Herald para entrevistarnos por teléfono sobre ese mismo tema.

Íbamos a contestar no por larga distancia, sino por correo al periódico norteamericano, pero, pensándolo bien, no lo vamos a hacer. No por descorteses, sino porque teniendo nosotros un periódico donde expresarnos, no vemos la necesidad de hacerlo en ningún otro vehículo ni de dentro ni de fuera de Cuba. Somos cubanos y lo que tengamos que decir lo diremos siempre aquí y no fuera de aquí, a no ser que no nos quedase otro remedio.

Y como somos, además, periodistas que no tienen ni tendrán otra cosa, óigalo bien Dr. Castro, como lo oímos nosotros a usted anoche, que su aval de crédito, prestigio y honradez – cosas que no se logran con la improvisación y la demagogia- no conocemos de claudicaciones, ni pensamos una cosa por detrás para luego decir otra por delante, como por desgracia hacen hoy tantos y tantos que no tienen el suficiente civismo de decir honradamente lo que piensan, lo mismo por delante que por detrás.[Leer Más…]

La Reforma del Espíritu

Screen Shot 2015-09-20 at 2.32.45 AMpor el Sacerdote Juan Manuel Dorta-Duque.
23 de Septiembre de 1959   —   Diario de la Marina

Parece ser que alguien ha entendido o mal entendido que “Reforma del espíritu” es lo mismo que “contrarrevolución”. Como si el espíritu se opusiera a la industrialización.

Hace varios años, dieciocho, que tomé la decisión enérgica de hacer algo por Cuba. Y se me ocurrió, como la mejor medida, seguir los consejos del hijo del carpintero de Nazaret, del obrero Jesucristo: “ Renuncia a todo lo que tienes y dalo a los pobres, ven y sígueme”. Desde entonces formo parte de sus amigos “revolucionarios”.

Me incorporé a la Revolución muchos años antes. Mi tarea fue la de implantar en Cuba la “Reforma del Espíritu”. Creo que en Cuba todavía hay mucho que hacer , aunque doy gracias a Dios, que mucho se va haciendo. También yo adquirí el “derecho a empezar” esta reforma cuando lo dejé todo por luchar para que en Cuba se cumpliera mejor la Ley de Dios fundamentada en el precepto de Jesucristo: “Amaos los unos a los otros”.

Lo primero que se propone con esta reforma del Espíritu” es lograr que todos los cubanos nos amemos los unos a los otros. Esta reforma pide amor aún para los enemigos. Porque el que la promulgó fue el primero en morir perdonando desde la Cruz a aquellos que injustamente lo habían clavado en ella.[Leer Más…]

Dos Castros en la Historia de Cuba.

   Lo más fácil de suponer es que me estoy refiriendo a esos dos hermanos que tanto conocemos, Fidel y Raul, y al protagonismo que han tenido por más de cinco décadas controlando el poder bajo el cual ha estado sometida nuestra nación. En esta ocasión me refiero solo a uno de ellos, a Fidel, mientras que el otro es un Castro que desarrolló su actividad política en las décadas finales de los años 1800. Me refiero a Rafael Fernandez de Castro y Castro, personaje recién descubierto y al cual dediqué el artículo anterior, donde podrán informarse más sobre el papel que jugó en su intento por conseguir una mejor vida para los cubanos. Pienso que para muchos sea tan desconocido como lo fue para mi hasta este momento, sin que ninguno se sienta ofendido de que subestime sus conocimientos de historia.

   La razón por la que hablo de él nuevamente se debe al discurso que pronunció un día 14 de septiembre del año 1886, copiado íntegramente en el ya mencionado artículo, porque resulta que setenta y tres años más tarde apareció el otro Castro a que hago referencia, diría que un fanático de los discursos, pronunciando otro discursos justamente un 14 de septiembre, pero éste del año 1959. El primero, moderado en su extensión, todo lo contrario a lo kilométrico del otro, para todos los cubanos algo muy conocido, pero con algo en común, la marcada preocupación de ambos por el futuro de Cuba.[Leer Más…]

¿Quién era Rafael Fernández de Castro y Castro?

Screen Shot 2015-09-07 at 11.40.23 PMEstamos aquí ante un personaje que no creo sea muy conocido para muchos cubanos. Quién sabe si se trate de un pariente de la familia de los Castro, a esos que tan bien conocemos, aunque eso es algo que no se puede averiguar tan fácilmente.

Nos referimos a un cubano nacido el 4 de octubre de 1856, en el municipio Regla, provincia La Habana. Estudió en el Colegio Belén, graduándose posteriormente de bachiller en 1873. Viajó luego a España donde estudió Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla, alcanzando en 1877 y 1878 el grado de doctor en ambas carreras en la Universidad de Madrid. Acto seguido regresó a Cuba ejerciendo como abogado hasta que en el año 1880 ocupó una plaza como profesor auxiliar en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana. Dos años más tarde fue designado profesor en la misma Universidad pero esta vez en la cátedra de Historia Universal.

Su primera incursión en la política fue en el año 1881 con su elección como Diputado Provincial por el distrito de Jaruco. Fue electo presidente del Ateneo de La Habana y miembro de la Academia de la Historia y de la Sociedad Económica de Amigos del País. Fue  también diputado a las Cortes de España en varias ocasiones (1881, 1886, 1893), perteneciendo también a la directiva del Partido Liberal Autonomista.[Leer Más…]